La Bienal de Málaga une a los hijos de Rancapino y Camarón

La III Bienal de Arte Flamenco de Málaga une a los hijos de Rancapino y Camarón en el auditorio Edgar Neville en el espectáculo Herederos, que recorrerá varios puntos de la provincia malagueña con distintos componentes desde que se estrenara en el núcleo marbellí de San Pedro Alcántara el pasado 5 de abril.

A las 20.00 horas de este domingo será el turno de dos cantaores que han bebido el arte jondo de sus ascendentes. Rancapino Chico, hijo de Rancapino, y Bernardo Vázquez, bisnieto de Manuel Torre. El primero estará acompañado a la guitarra por Luis Monge, hijo del mítico Camarón de la Isla, y el segundo por Luis Salao. El precio de la entrada es de 10 euros.

Alonso Núñez hijo, Rancapino Chico, es heredero directo del más puro estilo del cante flamenco. Ha tenido y tiene un buen maestro, pero también es un buen discípulo. Desde que en 1997 ganara el primer premio en el concurso televisivo Veo, veo, no ha dejado de crecer.

La guitarra de acompañamiento será la de Luis Monge, el hijo mayor de Camarón de la Isla. Nació en 1979 en La Línea de la Concepción (Cádiz) ya los cinco o seis años su madre, Dolores Montoya, Chispa, cogió al niño de la mano y lo llevó a casa del maestro Juan Mesa para que le enseñara las primeras notas.

Apasionado de la guitarra y seguidor de Paco de Lucía, Monge inició su trayectoria musical con el grupo De Buena Rama, con el que grabó su primer disco en 2004. Es acompañante habitual de Rancapino Chico y de otros cantaores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios