La Bienal de Flamenco llora la muerte de Mario Maya

  • Ayer falleció en su residencia de Sevilla el coreógrafo, bailaor y gran maestro de la danza, una de las principales figuras del baile flamenco en Andalucía

La Bienal de Flamenco de Sevilla suspendió sus actividades de prensa previstas para ayer en señal de dolor por la muerte de Mario Maya, que falleció en la madrugada del viernes tras una larga enfermedad en su residencia de Sevilla.

Así lo anunció ayer su director, Domingo González, en el acto que se había convocado para presentar el espectáculo Tórtola Valencia. Junto a la maestra del baile Matilde Coral e Isabel Bayón, cuya compañía estrenará mañana este espectáculo en el Lope de Vega en homenaje a Carmen Tórtola Valencia -bailarina especialista en bailes orientales y una de las musas de la Generación del 98-, el director de la XV edición de la Bienal, muy afectado, pidió que se guardara un minuto de silencio por el maestro de la danza.

Tras suspenderse las tres ruedas de prensa previstas en señal de duelo -las funciones Alcántara Manuel y 50 aniversario Orquesta Chekara de esta noche se mantienen, "como Mario hubiera hecho en cualquier circunstancia"-, el acto se limitó al recuerdo emocionado que Matilde Coral, Bayón y González, todos con la voz entrecortada y llorando, tuvieron hacia el mítico bailarín.

Visiblemente afectadas, llorando y casi sin poder hablar, Matilde Coral, una de las figuras más destacadas de la escuela sevillana del baile, e Isabel Bayón resaltaron que era un día "muy triste", pues no se lo esperaban, y que "por supuesto" el lunes le iban a dedicar a "un artista irrepetible" el estreno de Tórtola Valencia. Matilde Coral, emocionada, recordó de Mario Maya que le estaba "echando de menos en esta Bienal, notaba su falta", y que siempre se reía mucho con él, y subrayó: "si él me viera bailando otra vez, me diría: 'morirás con las botas puestas, que te gusta un baile chiquilla". Añadió que si el del lunes es su "último baile", se lo dedicará a él, "un gran amigo mío".

También muy afectada y con la voz entrecortada, la bailaora sevillana Isabel Bayón recalcó que el estreno del espectáculo de su compañía Tórtola Valencia se lo va a "dedicar con mucho cariño a Mario Maya" y añadió: "Se lo debo, es un artista de nuestro tiempo irrepetible, y es un día bastante triste para todos y, en especial, para la danza".

"Hoy iba a ser un día especial, la presentación del espectáculo, y la ilusión y los nervios típicos de un estreno, y me he encontrado con esta triste noticia por sorpresa», relató Bayón.

Para la Bienal, que le otorgó el Premio Giraldillo del Baile en su segunda edición, en 1980, Mario Maya "supo unir sus profundas raíces flamencas a la inquietud por la investigación de la puesta en escena", y ahora trabajaba en un nuevo proyecto, el Centro Flamenco de Estudios Escénicos, "una singular escuela pensada para la formación de los futuros profesionales flamencos".

La capilla ardiente se instaló a las 15.00 horas de ayer en el Salón Apeadero del Ayuntamiento de Sevilla, y los restos mortales del director y coreógrafo serán trasladados hoy al cementerio de San Fernando de la capital andaluza, donde será incinerado mañana a las 10.00 horas. Así, personajes del mundo de la cultura como guitarristas, bailaores o artistas flamencos ligados a la carrera profesionales de Mario Maya, así como políticos, entre ellos el presidente de la Junta, Manuel Chaves, la consejera de Cultura, Rosa Torres o el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, visitaron ayer la capilla ardiente. Igualmente, han presentado sus respetos a la familia el director de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, Francisco Perujo o el director del Inaem, Juan Carlos Marset.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios