Benítez Ariza estudia la poesía de Poe en 'Un sueño dentro de otro'

  • El escritor publica con la Universidad de Valencia su tesis en torno al autor norteamericano "En la obra poética de Poe encontramos gran parte de su imaginario posterior", sostiene el investigador

José Manuel Benítez Ariza ha estado toda la vida, "desde la adolescencia", orbitando en torno a Poe: "Fue mi autor favorito en Filología, donde ya entonces vi que podía convertirse en un posible objeto de investigación... -comenta el escritor gaditano-. Parte de lo que plasmo en este libro empezó a gestarse en 2001, durante uno de esos semestres sabáticos que entonces eran posibles".

Benítez Ariza (Cádiz, 1963) acaba de publicar Un sueño dentro de otro. La poesía en arabesco de Edgar Allan Poe, su tesis en torno al autor norteamericano. El trabajo ha visto la luz gracias a la Universidad de Valencia, que lo ha incluido en la Biblioteca Javier Coy d´Estudis Nord-Americans -sello en el que no sólo dan cabida a publicaciones académicas sino también a traducciones y autores norteamericanos-.

"El libro más bien es el resultado de la tesis -continúa Benítez Ariza-, siendo la tesis un pretexto para aplicar disciplina a este ensayo personal que he querido construir".

El proyecto que se originó hace más de doce años quedó en barbecho mientras el autor se dedicaba a la creación literaria, con iniciativas como la trilogía integrada por Vacaciones de invierno, Vida nueva y Ronda de Madrid.

"A partir de 2010 -comenta- los tiempos no quedaron muy propicios para la literatura creativa, así que decidí retomar el trabajo el trabajo en torno a Edgar Allan Poe. Aunque, por supuesto, desde entonces cambiaron un montón de cosas. Entre otras, qué estrategia adoptar para acabar el estudio, algo que fui viendo con mi director de tesis, Rafael Galán Moya, que ha demostrado ser realmente útil durante todo el proceso. Un proceso que ha terminado resultando tan absorbente y apasionante como el de la trilogía".

El escritor -que habló de sus investigaciones el pasado viernes en el encuentro a Expresiones Artísticas del Horror, en la Universidad de Sevilla- asegura que este acercamiento a la obra de Poe le ha supuesto "replantearse algunos ideas acerca de la literatura en general. Por ejemplo, cuál es el significado de ser moderno".

Probablemente, la principal pregunta en torno a Edgar Allan Poe sea a qué se debe la enorme influencia que, con una obra escasa, ha ejercido en numerosos autores posteriores.

"Baudelaire, por ejemplo, que es un autor moderno, lo tomó como modelo -indica José Manuel Benítez Ariza-. ¿Por qué? Pues porque en Poe había algún tipo de ruptura, el comienzo de algo distinto. Yo intento ver en qué momento se da ese cambio, qué pudo caracterizarlo, centrándome en su poesía, cuyo grueso se elaboró en plena juventud e incluso en la adolescencia".

La poesía de Poe, de hecho, ha sido calificada como "pecado juvenil", como producción menor, por autores como Huxley o Henry James: "No es cuestión de vindicar la poesía de Edgar Allan Poe, sino de encontrar en ella los elementos que dar forma a lo que será su imaginario posterior -explica Benítez Ariza-. Poe intentó ser un poeta romántico pero no se encontraba a la altura de la exageración dramática ni de convertir al poeta en alguien semidivino, y cuando constató el fracaso, se va a dedicar a escribir críticas, ensayos, cuentos..."

"Además -continúa-, Poe estuvo todo su vida intentado sobrellevar dificultades económicas. Ahí también está uno de los motivos de su decisión de olvidar la poesía de molde romántico".

Tanto por origen (había nacido en Boston) como por cierta filosofía y metafísica en su obra, sorprende encontrar en Poe una oposición cerrada al movimiento transcendentalista. "Pero, al fin y al cabo -apunta Benítez Ariza-, el transcendentalismo era heredero del idealismo romántico alemán y aunque Poe tiene mucho de filia alemana y romántica, su posicionamiento es otro. En cierto modo, ve a los transcendentalistas como representantes de una actitud norteña de la cultura, pero él quiere permanecer fiel a sus orígenes sudistas. Cuando quiere fundar una revista, por ejemplo, quiere hacerlo desde Richmond, en el sur. Boston es todo lo contrario de lo que quiere representar, ese "romanticismo del otro lado del mar" del que hacía mofa".

Uno de los episodios más significativos, dentro de esta línea, es cuando decide escandalizar al público bostoniano recitando el poema Al-Aaraaf (un viejo poema de adolescencia, oscuro, incompleto) en vez de lo que todo el mundo esperaba: la declamación de El cuervo y disertaciones varias sobre la escritura. Si fue una boutade, si se debía a sus estados de ánimo cambiantes o era fruto del "demonio de la perversidad" del que tanto hablaba en sus personajes, no lo sabemos: "Poe era un gran embaucador, y ese gesto es muy propio suyo".

Para José Manuel Benítez Ariza, una de las constantes en la obra de Poe es la unidad, la cohesión, tanto en narrativa como en ensayo y poesía. "La obra se articula sobre sí misma, con elementos constantes en toda su producción que ya aparecen en sus primeros intentos de escritura -explica-. La poesía es fundamental porque toda su obra parte de su intento de ser poeta. En este sentido, estudiar la poesía de Edgar Allan Poe te hace sentir que su obra es un cierre cosmogónico completo. Un todo construido y de coherencia excepcional".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios