Barzelay y Montevideo,purismo vs sintetizadores

"Fuck Manchester United…!" -murmuró medio en broma y entre dientes Eef Barzelay al subir al escenario y advertir la discreta asistencia el martes a La Bomba.

La merma de público ocasionada por las semifinales de la Copa de Europa no fue óbice para que el líder de Clem Snide demostrara que, con audiencia o sin ella, le sobran condiciones para dar lo mejor de sí mismo. Compañero de escudería de Will Johnson y Micah P. Hinson, el cantautor de origen israelí representa un modelo diferente a través del que acercarse a la americana. Si Hinson se caracteriza por su tono melodramático, al borde de la épica, y Johnson por su extraordinaria versatilidad, Eef Barzelay manifiesta en directo hasta qué punto la ortodoxia puede ser emocionante. Haciendo gala de su colosal técnica, Barzelay exprimió los patrones puristas de la americana saltando del country al soul, de las melodías para escuchar ante una hoguera crepitante al esqueleto de lo que podría ser un tema cien por cien funk. Y ello acompañado tan solo -y no siempre- por un slide que, a veces, trocaba su instrumento por una rudimentaria percusión compuesta por maracas sobre maletín rígido todo sería perfecto si Eef Barzelay poseyera un poco más de… ¿pellizco? ¿El que le sobra a Hinson, quizá? Lo sacó al final, en uno de los dos bises que interpretó con un cuatro: "If I kiss you when you're asleep, would you put me in your dreams?".

Antes de él, y abriendo el programa doble, los chicos de Montevideo desplegaron su synth-pop intimista de clara deuda con los ochenta. Ay, madre… Con lo que hemos renegado de Mecano y ahora resulta que tenemos un grupo que parece retomar la historia del trío madrileño. Eso sí, Montevideo juega a fabricar una secuencia imaginaria y alternativa al segundo disco de Mecano, ¿Dónde está el país de las hadas?, encuadrado en una etapa donde las afectaciones de J. M. Cano aún no habían hecho fortuna. El grupo sevillano dio en directo la misma sensación que en estudio: sus mejores canciones surgen (claro) cuando se despojan del corsé lo-fi que a veces las constriñe. Es el caso de Cuando miramos hacia el Sur o Superstición, ese tema que tanto recuerda al Legal Man de Belle & Sebastián y que indica que para reivindicar el pasado siempre es mejor inyectarle algo de presente. Actualizarlo, vaya.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios