Baile de nombres en la antesala del Planeta

  • Elvira Lindo, Montserrat Domínguez y Javier Sierra, en las quinielas de la LVIII edición del prestigioso galardón

Comentarios 2

Baile de nombres. Comienza la coreografía del LVIII Premio Planeta. Una danza circular que cada año ronda a corrillos formados por periodistas, críticos y demás invitados al fallo del galardón de novela más prestigioso de las letras españolas. Una esperada resolución que se dará a conocer esta noche durante el transcurso de una cena en el Palau de Congressos de Catalunya.

Como antesala a la decisión final, gurús y aficionados pusieron ayer a prueba sus dotes adivinatorias durante la rueda de prensa en el Teatre Nacional de Catalunya donde el presidente del grupo Planeta José Manuel Lara insistió en destacar la buena salud "del mundo del libro", uno "de los menos afectados" en este "complicado año de crisis".

Elvira Lindo y Javier Sierra. Los nombres de estos dos escritores iban y venían, en paso a dos, entre las reuniones que se formaron tras el encuentro de la prensa con el presidente de Planeta. César Vidal, Almudena Grandes, Alfredo Urdaci y el televisivo Risto Mejide también se incluyeron en las quinielas. Otros rumores apuntaban a que la ganadora de este año sería una mujer, aunque no tenía por qué ser la escritora gaditana. Así, el nombre de la periodista Montserrat Domínguez fue cobrando fuerza a lo largo de la tarde como sucesora, bien de la posición más alta del podium, la que el año pasado conquistó Fernando Savater, o como finalista, al igual que Ángela Vallvey en lama edición de 2008.

Variedad de pretendientes y variedad de temas. De esta forma, Carlos Pujol, en nombre del jurado -integrado por Alberto Blecua, Pere Gimferrer, Álvaro Pombo, Carmen Posadas, Rosa Regás y, como nueva incorporación, Juan Eslava Galán- adelantó que en la presente edición hay "una gran variedad de registros: desde novelas históricas, que es uno de los géneros de mayor auge, sobre la Guerra Civil y la posguerra, temas eternos como las crónicas familiares, e incluso obras que tratan problemas de actualidad como el peligro de navegar por Internet y tratar de buscar en la red una pareja". Y aún más, "la inmigración, el peligro atómico, novelas de intriga, de aventuras, alguna de ciencia-ficción o de fantasía al estilo de Borges, novelas de judíos y nazis, psicológicas y de amor" completan el abanico temático de las obras a concurso que "en general tienen un nivel muy alto".

El encuentro presidido por Lara también estuvo marcado por las miles de interrogantes que abre la introducción de la revolución tecnológica en el negocio editorial. En este sentido, para el presidente de Planeta el fenómeno del libro electrónico "no será tan rápido como ya se anuncia", será más bien, "generacional". El editor criticó la cultura "del todo gratis", habló de "las migraciones" que se han producido en su sector y acusó a Internet de romper el "difícil" equilibro que se debe mantener "entre canal y producto".

Además de la larga reflexión sobre las editoriales y la tecnología, Lara se congratuló por los 492 manuscritos que este año se han presentado para optar a los 601.000 euros (y 150.250 euros para el finalista) que recibirá el ganador del certamen. España ha aportado la mayoría de obras presentadas a concurso, con 219, treinta y cinco de ellas andaluzas (una de Cádiz). En cuanto al resto de Europa, con un total de 10 originales, las aportaciones proceden de Francia, Suiza, Reino Unido, Alemania, Italia y Rumanía. Respecto a las novelas llegadas de continente americano, 61 proceden de América del Sur, 51 del Norte, 11 de América Central. Destaca la participación de países como México, 25, Estados Unidos, 25 y Argentina, 20. Las novelas extranjeras se completan con una obra llegada desde Japón, algo que ocurre por primera vez en la historia del premio.

¿Quién será el rey o reina del baile?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios