Festival internacional juvenil por la paz Dedicado a la memoria de Gandhi

Bailarinas gaditanas en Chandigarh

  • El grupo de danza oriental viaja a la India invitado como único representante español

Una aventura de más de catorcemil kilómetros comienza esta semana para para un grupo de gaditanas que viajan invitadas al quinto Festival Juvenil por la Paz que se celebra del 27 de septiembre al 2 de octubre en la ciudad de Chandigarh, al norte de la India. Son bailarinas de danza oriental, del grupo Raqs al-hilal, y van a ser las únicas representantes españolas en el evento. Se dan a conocer bajo sus nombres artísticos: Isabel Mebarak, Ariel Aisha y Barakalofi que irán acompañadas de Mar y Coral, dos bailarinas de otra compañía -Akmar-alsahara- que se suman al viaje.

Al festival acudirán representantes de todo el mundo y al margen del baile también se realizarán concursos y actividades de convivencia entre los participantes. Desde el grupo gaditano explican que era el siguiente paso: "Salir de España a bailar después de haber recorrido toda Andalucía, haber pasado por Barcelona, Madrid o Badajoz". Además de muchos nervios y un cóctel de vacunas en el organismo, se muestran muy ilusionadas y reconocen que ya se atreven a todo. Para representar a Cádiz en el festival de la India, les faltaba un pendón de la ciudad y lo solicitaron a la alcaldesa que les ha cedido uno de los del Consistorio.

Llevan hasta Chandigarh una fusión flamenco árabe. La intención según Isabel, una de las integrantes del grupo, es "mezclar nuestra tierra con los bailes que solemos hacer. Siempre se ha dicho que flamenco y danza del vientre van muy de la mano". Otras de las razones que les lleva hasta la India es la intención de seguir aprendiendo y de conocer otra cultura, ya que nunca han estado allí.

Con sus velos, los crótalos, el caderil y los bastones en la maleta explican que la danza oriental "intenta involucrar al espectador". Estos bailes tienen varias explicaciones de sus orígenes. Según cuentan desde el grupo, "puede ser un culto a la mujer, a la fertilidad o que se realizaba en los arenes para el placer del sultán". Pero, sí coinciden en que "es un baile para autocrearse, que tienes que aprender a mirarte al espejo, a cultivar la femineidad, la belleza. Para las mujeres que se encuentran mal puede venir bien para animarse".

Por su parte, Isabel Mebarak comenta que eligió este tipo de danza, que lleva practicando desde 2006, "porque es principalmente individualista, no necesita de pareja. Es un baile femenino que no necesita de una figura que lo dirija todo, aunque también lo practican los hombres". Y, continúa, pese a que "no hace falta una persona que lo coordine se hacen coreografías y secuencias musicales".

La danza oriental en Cádiz lleva unos años naciendo, aunque no termina de asentarse como en otras ciudades. Madrid, en la cuna de lo oriental, y Barcelona, de la fusión tribal. De todas formas existen muchos seguidores que se apuntan a las clases y se está preparando para el próximo 5 de noviembre la tercera edición del festival de Cádiz Proyecto Salamandra 2010. Se celebrará en la sala Holiday y participarán bailarinas profesionales de toda España que vendrán para el evento.

Las tres miembros de Raqs al-hilal se conocieron hace cuatro años cuando eran alumnas de un curso de baile y el mismo año de 2006, el 11 de mayo, fundaron su propio grupo de danza. Las tres son estudiantes, profesoras de baile y alumnas de baile, porque no renuncian a una continua formación. Uno de los grupos que toman como referente es el estadounidense Belly Dance Superstars que agrupa todos los estilos y a las mejores bailarinas de todos los países. En un futuro ven su vida relacionada con la danza oriental. Isabel lo dice así: "Me veo bailando, recibiendo y dando clases. Necesito bailar por lo menos una hora al día, si no lo hago me falta algo. También es muy necesario la conexión con las alumnas".

El festival internacional juvenil por la Paz está dedicado a la memoria de Gandhi y tiene como objetivo promover la paz, la igualdad y la convivencia en armonía con la naturaleza. Tienen previsto que acudan más de mil jóvenes de más de veinte países diferentes, además de cerca de cien mil estudiantes de escuelas locales. Cada joven que llegue desde fuera de la India será recibido por un joven hindú de su edad y sexo para que la comprensión sea facilitada y la dificultad de moverse en tierra extraña sea mitigada. De esta forma, según la organización, se proporciona una oportunidad "para el intercambio de ideas y los sueños".

Entre las muchas iniciativas previstas para este año se encuentran los desfiles y pasacalles, muestras de cine y música, se crearán debates sobre cuestiones de medio ambiente, el SIDA, un intercambio y aprendizaje de diferentes oficios, concursos de fotografía y video, una cumbre juvenil por el agua y un programa de formación por la paz. Un evento que va a contar con la presencia de estas gaditanas que cuando regresen, después de los miles de kilómetros que van a llevar a las espaldas y de los días de intensa actividad, se tienen que poner a preparar el festival que organizan en Cádiz a principios de Noviembre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios