'Bailando para mí', la nueva creación de la bailaora gaditana María José Franco

  • La artista inaugura el próximo sábado el ciclo 'Solos en compañía', dentro del Festival

Comentarios 1

El nombre del espectáculo no es para nada retórico. Recoge, por el contrario, toda la intención de la artista. María José Franco explica que el único hilo argumental de su nueva obra es bailar lo que le gusta y lo que le ha gustado bailar desde el principio, añadiendo algunas cosas que antes no se había atrevido a hacer y otras totalmente nuevas. El resultado es Bailando para mí, una nueva obra con la que la bailaora regresa al festival de Jerez, donde hace dos años presentó De Grana y Oro en la misma sala Compañía y a la misma hora bruja, la de la medianoche. Entonces, agotó las localidades. Esta vez, repetirá.

En palabras de María José, Bailando para mí parte de una reflexión. "Con todo el tiempo que llevo bailando -explica-, ahora es cuando me he dado cuenta de que lo mejor es bailar para una misma, hacer lo que una siente y disfrutar haciéndolo". De esta forma, ha configurado un espectáculo que califica de sencillo y que no quiere buscar el aplauso fácil. "Hasta en la parte final, pero también en otras, quiero dejar espacio para la improvisación". Para ese último tramo, la bailaora ha invitado al también gaditano Juan Ogalla, con el que va a compartir una soleá por bulería en la que ella se ha reservado una pincelada con bata de cola.

Con respecto a De Grana y Oro, su obra de hace dos años, en la que contó con cuerpo de baile y un total de docena y media de personas en escena, la artista subraya que esta nueva no tiene nada que ver con aquella y es su "polo opuesto", mayormente por la búsqueda de sencillez que la caracteriza. En ese tipo de formato tiene mucho que ver el propio espacio de la sala donde lo estrena, que -como es sabido- es de dimensiones reducidas. Aún así, María José dice haber concebido también la nueva obra para ser presentada en teatros con un formato de tipo medio. En cualquier caso, ella, con la sola compañía bailaora de Juan Ogalla al final, va a ser la única protagonista de todos los bailes. Y no son precisamente pocos. Así, se propone bailar seguiriya, verdiales, farruca, tangos, alegrías, soleá y jaleos. Para que esta sucesión de bailes "no se haga eterna", la artista dice haber estructurado el espectáculo de una forma encadenada, a base de bailes cortos y sin paradas: "Todo está pensado de una forma muy hilada, para no cansar al público". Además de todo ello, María José anuncia un cambio de registro con respecto a sus anteriores presentaciones, cambio que se hará perceptible en la seguiriya, que califica de moderna, o en el uso del mantón, entre otros elementos.

En Bailando para mí, María José va a estar acompañada de un privilegiado atrás de siete músicos. En el cante estarán Luis Moneo, José Anillo y Manuel Tañé, las guitarras serán de Juan Manuel Moneo y Pedro Pimentel, la percusión de Raúl Domínguez y el violín de Sofía Quarengy. La artista hace especial hincapié en la música del espectáculo, que es totalmente nueva y ha sido creada para la ocasión por los dos guitarristas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios