Baila alto

  • El bailaor gaditano Edu Guerrero participa en el Festival Internacional de Danza Ibérica Contemporánea de Querétaro Impartirá un curso y actuará en el Teatro Metropolitano

La semana pasada impartió un curso en Cádiz, el viernes actuó en Almería y hoy viaja a México para participar en la quinta edición del Festival Internacional de Danza Ibérica Contemporánea de Querétaro. Estos intensos días son un reflejo del ajetreado verano que firmará el bailaor gaditano Edu Guerrero, una figura consolidada y reclamada que se mueve ágil por los escenarios y por la vida. Edu Guerrero (Cádiz, 1983), que vuela alto para llegar a México, apunta también alto en su carrera y baila tan alto como viaja y como apunta. Le llevan el compás y sus pies.

Atendió Edu Guerrero a este periódico recién acabadas las clases que impartió la semana pasada en el Centro Municipal Flamenco de La Merced, dentro de la programación de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz, y preparando la maleta para actuar en Almería con la vista puesta en su periplo mexicano: "Son unos días intensos, pero esto es fenomenal. Ojalá tuviera siempre este agobio".

No será su estreno en suelo mexicano, pero sí será la primera vez que acuda en solitario, como figura y como maestro. Hasta ahora, ha firmado actuaciones en el país centroamericano con las compañías de Aida Gómez y de Eva Yerbabuena, pero nunca con su propio nombre en el cartel: "Esta vez voy solo, con mi espectáculo, con mi parte de atrás, con mis ideas, conmigo mismo, es muy ilusionante".

En la cita de Querétaro, un festival bienal que cumple cinco ediciones tras nacer en el año 2007, impartirá durante dos semanas un curso junto a artistas de envergadura como Pastora Galván, Merche Esmeralda, Farruquito o Manuel Liñán. Y el 24 de julio, un día antes de la clausura de esta cita internacional, se subirá a las tablas del Teatro Metropolitano en una gala flamenca en la que participarán también los otros maestros que han impartido los cursos. Edu Guerrero estará 45 minutos en el escenario con su última creación, Re'torno, un espectáculo estrenado en 2014 en el Teatro de la Abadía, en el festival Suma Flamenca, y que aún no ha podido presentar en Cádiz.

Su ciudad natal sí vio ya los estrenos de sus dos montajes anteriores, De dolores y El callejón de los pecados, que representó en la sala Central Lechera, y espera que ocurra lo mismo con este Re'torno con el que el bailaor quiere representar muchas cosas a la vez: "El torno, que da vueltas para acabar en el mismo sitio, quiere simbolizar una vuelta a mis principios, y tiene también relación con la vida, donde damos vueltas para encontrarnos siempre con la misma gente. Y el Re a mí me suena a repetir, a grabar una imagen en mi mente".

A la espera, pues, de que este espectáculo se estrene en la capital gaditana, Edu Guerrero representará Re'torno el 1 de agosto en Tarifa, dentro de un verano que también le llevará a Madrid, a la programación de los Veranos de la Villa, pero no con un montaje propio, sino con Almas, que así se titula una creación de la coreógrafa Aida Gómez en la que el gaditano participa en cuatro piezas donde la danza clásica se da la mano con el flamenco en una fusión muy del gusto y el estilo de la coreógrafa madrileña.

Pero también reserva un hueco Edu Guerrero para Cádiz este verano. Será en los Jueves Flamencos, el 6 de agosto en el Baluarte de la Candelaria, en un día en el que coincidirá con su amigo David Palomar: "Suele pasar en los Jueves Flamencos, muchas veces actuamos los dos el mismo día".

Y en Cádiz ha impartido también un curso de baile flamenco, organizado por la Universidad. La experiencia ha sido "satisfactoria". Se ha encontrado con un grupo de alumnos, cerca de una veintena, muy heterogéneo, a los que no se les pedía ningún nivel de formación específico: "Ha sido muy variado, muy internacional, había chinos, polacos, franceses, una experiencia muy interesante".

Era la primera vez que daba clases en Cádiz, en el centro flamenco del barrio de Santa María. Un Cádiz en el que vive y desde el que se mueve, porque Edu Guerrero no renuncia a la "calidad de vida" que le ofrece su ciudad natal y, al mismo tiempo, a las oportunidades profesionales que se le presentan y que le llegan y que no le faltan. Edu Guerrero sabe que seguirá apuntando alto, bailando alto, pero con los pies en el suelo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios