El Ayuntamiento quiere levantar una biblioteca en el chalé de San Luis

  • El equipamiento atendería a 30.000 vecinos y podría compartir espacio con la sede del Instituto de Investigación Biomédica

  • Se negocia con la Junta el cambio de uso del solar

El Ayuntamiento de Cádiz ha propuesto a la Junta de Andalucía la construcción de una biblioteca pública en el solar del chalé de San Luis, en la Avenida. Hasta ahora la administración regional, propietaria de este terreno, proyectaba en el mismo un aparcamiento en altura, aunque el uso definitivo dependerá de las negociaciones entre las dos administraciones. Esta actuación se une a un conjunto de operaciones con las que se pretende dar uso a terrenos o edificios de la Junta que se encuentran vacíos desde hace ya años.

Aunque en un principio el Ayuntamiento estaba de acuerdo con el aparcamiento en superficie, ahora se ha replanteado el diseño de la zona y se apuesta por un equipamiento de carácter cultural, muy necesario en un área de la ciudad (Paseo Marítimo, La Laguna e incluso barrios más alejados como Loreto, Puntales y Cortadura) con escasos centros públicos y con una población que ronda los 30.000 habitantes.

El solar de San Luis, con usos en precario desde hace más de dos décadas a pesar de su relevante ubicación en la trama urbana, cuenta con una edificabilidad cercana a los 6.000 metros cuadrados de superficie, más otros 2.240 metros cuadrados bajo rasante. La biblioteca que pretende el Ayuntamiento no agotaría toda la edificabilidad por lo que desde la administración local no se descarta compartir espacio con la sede de Instituto de Investigaciones Biomédica, gestionado entre la UCA y el SAS, y una de las instituciones más modernas y relevantes en la ciudad.

La hipotética biblioteca ocuparía inicialmente tres plantas de este inmueble, además del sótano donde se alojarían los almacenes y depósitos y que permitiría liberar al Ayuntamiento del coste de 6.000 euros mensuales que le supone contratar con la Zona Franca las instalaciones de los Servicios Documentales de Andalucía.

La planta baja, además de los servicios de información y consulta de catálogos, contaría con una biblioteca infantil, otra juvenil con capacidad para 80 usuarios, una sala multimedia e incluso un área ajardinada para la consulta al aire libre y la celebración de actividades infantiles.

La primera planta se destinaría al préstamo domiciliario para adultos, la hemeroteca y una sala multimedia para trabajos en grupos no mayores a diez usuarios.

En la segunda se instalaría una sala de estudio con capacidad para 226 lectores, una sala de consulta multimedia para 30 usuarios y una sección dedicada a la historia local e información a la comunidad.

Los cálculos que maneja la concejalía de Cultura indican que el nuevo centro tiene un potencial de usuarios de 829 menores de 5 años de edad, 2.255 entre los 6 y los 14 años, 19.620 adultos con edades comprendidas entre los 15 y 65 años y 6.820 mayores de 65 años.

La concejal de Cultura, Eva Tubío, considera de vital importancia este futuro equipamiento. "A través del Plan Lector se vio claramente la necesidad de contar con una biblioteca para esta zona de la ciudad, con tanta población. Nos va a permitir dinamizar las actividades relacionadas con el mundo de la lectura con especial atención a los más pequeños y jóvenes". Este proyecto forma parte del Plan Director de Cultura, a través del cual se reordena todos los programas de esta delegación, incluyendo también sus equipamientos.

El coste del nuevo edificio aún no se ha definido, pendiente del acuerdo final con la Junta de Andalucía y la redacción del correspondiente proyectos urbanístico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios