Atasco administrativo por la vía BIC

  • Desde 1985 la Junta ha tenido que hacer frente a una avalancha de expedientes por declarar, dada la ausencia de fecha tope de la anterior normativa · Actualmente se resuelven en los plazos establecidos

Declarar un BIC (Bien de Interés Cultural) es más complejo de lo que parece. Tanto es así, que algunos bienes llevan décadas a la espera de su merecido nombramiento. Por este largo proceso ha pasado la recién nombrada iglesia de Santa Cruz o Catedral Vieja. Poco antes le tocó el turno a la Iglesia del Carmen y a la parroquia de San Lorenzo.

La cuestión es que por Ley, todos los edificios incoados (inicio del procedimiento antes del ser declarado BIC) antes del año 1985 no tienen fecha límite para ser declarados. Otro gallo canta cuando la incoacción se produce con posterioridad a la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español, momento en que se establece el plazo máximo de 18 meses para que el expediente sea resuelto.

En Cádiz son dos los bienes que deberían estar declarados y aún no lo están. Es el caso del conjunto de pinturas murales (techo y foyer) del Teatro Falla y de la Casa de las Cinco Torres, cuyos expedientes fueron incoados en 1988 y 1987, respectivamente, según el inventario de bienes catalogados que aparece en la página web de la Junta de Andalucía.

Junto a ellos, en el resto de la provincia constan otra serie de expedientes -que no llegan a la decena- en la misma situación. En Jerez, por ejemplo, ocurre lo propio en la iglesia de San Lucas o en el número 20 de la calle Lealas. Un atasco administrativo que se remonta a la década de los 60 y que se ha ido resolviendo paulatinamente desde la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía.

Desde allí explican que con anterioridad a la Ley de Patrimonio del 85 "se produjo una auténtica avalancha de incoacciones de expedientes de protección por parte del Ministerio de Cultura, dada la degradación patrimonial producida". Situación que se agravó con la aparición de la nueva normativa, "que produjo un obvio incremento de expedientes". Todo ello, añaden, "dio lugar a una herencia administrativa de difícil solución para las nuevas administraciones autonómicas, únicas competentes para resolver esos expedientes".

Por este motivo, afirman estas mismas fuentes, "el estado de incoado ha permanecido en algunos expedientes durante tanto tiempo".

De todos modos, no hay que olvidar que lo realmente importante es dar comienzo a tal procedimiento, ya que las cautelas, derechos y deberes que impone la protección son los mismos, "aunque el expediente no esté resuelto".

De hecho, desde la Junta aseveran que "no suele haber prisa en estas resoluciones, ya que no existe diferencia en la aplicación del régimen jurídico. La incoación es el inicio del expediente y la declaración de BIC cuando se resuelve definitivamente el expediente".

El hecho de que unos bienes tarden tanto en ser incoados y otros tan poco se debe principalmente a la necesidad de proteger un bien amenazado. Así lo corroboran desde la Delegación Provincial de Cultura. Y es esto precisamente lo que ha ocurrido con la Aduana, inscrita por la vía rápida en el Inventario de Bienes Reconocidos, nuevo instrumento de protección creado por la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico, en respuesta a su inminente destrucción.

En cuanto a la resolución de los expedientes más añejos, esos que echan humo a la espera de su esperada declaración, se van "resolviendo poco a poco, alternando los nuevos con los más antiguos", dicen desde la Delegación Provincial de Cultura. Es más, "en los últimos años para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha sido prioritario resolver el ingente número de expedientes incoados". No ocurre lo mismo con los expedientes que se incoan en la actualidad, "que se resuelven en los plazos establecidos", apuntan desde la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía.

En Cádiz capital hay un total de 79 bienes inmuebles protegidos, de los cuales 32 están aún incoados, aunque en su gran mayoría de forma muy reciente, por lo que aún están dentro de plazo para ser declarados BIC. Más numerosa es la lista de los bienes muebles protegidos en lo que va de año, que ya alcanza los 367.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios