La voz de Arcángel vino como una sorpresa caída del cielo

  • El cantaor onubense actúa en la azotea de la Fundación Cajasol, en San Antonio

Como una sorpresa caída del cielo. La voz de Arcángel vino desde las alturas de sopetón, cuando la gente comentaba ya en la azotea de la Fundación Cajasol que el concierto del cantaor se estaba retrasando. Arcángel coge desprevenidos a los asistentes y canta desde la Torre Mirador mientras el público miraba el escenario que se había preparado. Fandangos para empezar que arrancan el primer ole de la velada por la azotea ante el arranque del cantaor a capella. La ronda de fandangos es acompañada por sus palmeros, Los Mellis. Entonces el cantaor culmina su impactante comienzo bajando al escenario.

A partir de ahí, al recital se incorporan las guitarras y transcurre poniendo calor en la noche fresquita. La azotea de la Fundación Cajasol, lo que la gente llama la Casa Pemán, se está mostrando como un lugar excelente y veraniego para todo tipo de reuniones culturales. La crónica completa de la gran ocasión de anoche se podrá leer mañana, en estas mismas páginas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios