Aparece una docena de tumbas romanas en el solar donde se construye el pabellón Portillo

  • El hallazgo puede suponer nuevos retrasos en una obra que ya se encuentra fuera de tiempo

Una docena de tumbas romanas aparecieron ayer en las obras del nuevo pabellón Portillo de la capital gaditana. Se trata de restos de unos 2.000 años de antigüedad y han aparecido cuando se estaba llevando a cabo el vaciado de tierra para proceder posteriormente a la cimentación del aparcamiento subterráneo.

De momento lo que se ha hecho es seguir vaciando por otras zonas y se está a la espera de que la Delegación de Cultura de la Junta determine la importancia de estos hallazgos y las medidas que haya que tomar. Estos no son los primeros restos que aparecen en este solar y en esta obra, que lleva ya varios años de retraso acumulados por diversos motivos.

A los 15 meses iniciales de ejecución que iba a tener la obra ya se va por los 40. Los contratiempos que ha sufrido la obra han sido de todo tipo. Para empezar hubo que sortear la eliminación de un transformador eléctrico y un techo de uralita, materiales que precisan de un tratamiento especial para su eliminación, en la antigua casa del conserje. La salida de esta persona de su vivienda también trajo una serie de problemas jurídicos que llegaron a paralizar la obra. Después vinieron problemas porque habían aparecido unos garajes y trasteros que estaban debajo del pabellón. Por último, vinieron el hallazgo de una serie de tumbas romanas como las que se han encontrado ahora.

El pabellón Portillo contará en el futuro con dos plantas de aparcamiento subterráneo, una piscina terapéutica y unos espacios comerciales en el exterior que serán explotados por la constructora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios