Ana Belén será homenajeada durante la próxima edición del FIT

  • El XXV Festival Iberoamericano de Teatro subraya así la trayectoria de la actriz en escenarios de España e Iberoamérica · La entrega del galardón está prevista para el viernes 29 de octubre

Comentarios 7

Muchas tablas. En celuloide o sobre madera, Ana Belén (Madrid, 1951) ha sido el rostro de Fortunata, de Semíramis (la calderoniana Hija del Aire), la Adela de Bernarda Alba, La bella Helena o Fedra. Un recorrido de más de cuarenta años que el Festival Iberoamericano de Teatro ha decidido premiar en su XXV edición.

"Aunque sea sobre todo conocida como cantante -explica el director del Festival, Pepe Bablé-, hay que recordar que el origen de Ana Belén es principalmente dramático, y ha estado toda su vida muy vinculada a la escena, aunque se haya prodigado especialmente en teatros madrileños". Se prevé que la actriz -que cuenta además con un nombre de gran peso en Iberoamérica- acuda a recoger el galardón el 29 de octubre.

Días antes, el Festival habrá hecho entrega del premio Atahualpa del Cioppo al Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (CELCIT): "Una institución que, tras 35 años de existencia -prosigue Pepe Bablé-, está presente en todos los países iberoamericanos y cuenta con sede en España y en Buenos Aires. El Centro es un viejo amigo del Festival ya que fueron los encargados de todos los actos complementarios del FIT gaditano. Entre sus objetivos, además de la creación y difusión dramática, se encuentran el montaje de talleres, la organización de actos en muchos festivales y la formación teatral".

En esta edición, en la que el Festival Iberoamericano de Teatro celebra su veinticinco aniversario, la programación -todavía pendiente de su aprobación por parte del patronato- ha pretendido ser "una muestra" de lo que el encuentro ha recogido y desarrollado durante todo este tiempo. Así -y a pesar de haber reducido su presupuesto respecto al año pasado-, la XXV edición del FIT contará con un total de 34 espectáculos, repartidos entre danza contemporánea (6), teatro de títeres (4), obras infantiles (5), espectáculos musicales (4) y teatro en formato convencional (9).

Los espectáculos de calle cobrarán, además, un especial protagonismo: doce grupos de tres países distintos ofrecerán sus creaciones para el aire libre en una modalidad que ha gozado de gran aceptación en propuestas anteriores.

En total, un conjunto de 31 grupos -18 latinoamericanos y 14 españoles- que visitarán la ciudad del 19 al 30 de octubre, ofreciendo hasta 46 representaciones y que contará, esta vez, con México y Ecuador como países invitados.

Dentro de los actos paralelos desarrollados para celebrar este cuarto de siglo de encuentros teatrales, destacan dos iniciativas: la exposición El FIT en cartel -que mostrará las láminas y la programación de cada edición del Festival- y las Cartas para Cádiz por sus 25 años: mensajes que creadores, programadores, estudiosos y personalidades de la escena iberoamericana harán llegar al encuentro para recordar el pasado y, sobre todo, "dibujar las líneas de lo que el FIT ha de ser o qué debería ser en el futuro", apunta Pepe Bablé. Unas misivas que se irán leyedo y publicando a lo largo de esta edición.

Tras cinco lustros de existencia, si la naturaleza del FIT tuviera que definirse en una sola palabra, ésta sería adaptabilidad: "Visto con perspectiva, puedo decir que este Festival es una cita que siempre ha sabido adaptarse a los tiempos y circunstancias -comenta el director del encuentro-. Algo que es un valor añadido, ya que las artes cambian, la vida cambia e, inevitablemente, nosotros también lo hacemos, con lo que hay que estar atento e ir pensando en cómo responder a lo que pide cada momento".

El concejal delegado de Cultura, Antonio Castillo, destaca por su parte el carácter "promocional" que el encuentro teatral tiene para la capital gaditana, "siendo una auténtica tarjeta de presentación de nuestra ciudad en Iberoamérica. Cualquier compañía que se precie -continúa el concejal-, desea representar su obra aquí, lo que nos anima mucho, sobre todo, pensando en el nivel de colaboración que podemos conseguir de cara al 2012".

Respecto al recorte presupuestario vivido este año por el Festival Iberoamericano de Teatro -que ha pasado de los 889.000 euros manejados en 2009 a los 818.000 euros de la edición actual-, Antonio Castillo destaca el "esfuerzo especial" que han realizado los técnicos para conseguir una programación "de excelente nivel". "Además de la colaboración -insiste- de las entidades y gobiernos de los distintos países participantes y del interés que muestran en colaborar con las actividades que desarrollamos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios