Aleación de innovación, diseño y joyas

  • El artista afincado en Francia Óscar Galea lleva a Kulturevolution originales piezas moldeadas con magnesio y aluminio

Comentarios 1

Diseño, tesón, magnesio y aluminio. Ésta es la fórmula mágica. La aleación perfecta con la que el joven creador de joyas de San Fernando Óscar Galea ha moldeado cada una de las piezas que integran la muestra Magicbijoux, que ayer se inauguró la sala Kulturevolution.

Esta alternativa a las materias primas consideradas nobles es el punto más fascinante de sus creaciones. Anillos, brazaletes, pulseras o pendientes de gran belleza, líneas sencillas y perfectos acabados integran esta exhibición planteada como todo un show room.

Su primera toma de contacto con este tipo de material llega con el trabajo de su hermano en Astilleros de Cádiz. Material bruto que tras pasar por las manos de Galea, entre pulimentos y martilladas, se imprimen de los rasgos que caracterizan su obra, a golpe de punzón.

Y de Cádiz, donde empezó a hacer sus pinitos vendiendo abalorios, dio el salto en 2005 a Burdeos, Francia, donde rápidamente se hizo con un lugar, un nombre y una apretada agenda de trabajo que se prolonga hasta finales de 2010. "Cuando llegué a Francia fui de tienda en tienda con ayuda de un amigo que me traducía enseñando mis productos. Y rápidamente tuvieron aceptación". Tanto es así, que en poco tiempo contaba con un lugar donde perfeccionar sus piezas en el taller de Luthier (de reparación de instrumentos de viento). En este rincón del barrio de Sainte Croix ha convertido en únicos cada uno de sus trabajos. "No hay dos iguales, cada uno tiene su peculiaridad", apunta el modesto artista, quien asegura que es éste el medio en que encuentra la felicidad, "sin grandes pretensiones".

Pero su modestia no le ha impedido escalar puestos en el sector. De hecho, en 2008 fue seleccionado para formar parte de la Cooperativa de Artesanía de Francia. Un distintitivo que otorga un sello de calidad en su obra. También formó parte del Fenêtre sur rue.

Y es que pronto supieron apreciar su talento, originalidad y todas las cualidades de los metales con los que da riendas a su imaginación. "El magnesio y aluminio son metales inoxidables de gran resistencia y flexibilidad; sus colores no se alteran con el tiempo, ni provocan reacciones y la ligereza que aleados otorgan a las piezas hacen que las más voluminosas sean agradables de llevar", asevera.

Un descubrimiento con el que pretende abrirse a nuevos mercados. Este año quiere exportarlo a París, mediante una de las grandes exposiciones de la cooperativa de artesanos, "aunque ya dispongo aquí de algunos puntos de venta".

También quiere hacer un guiño a su tierra y a Cádiz, donde se inició en esta profesión tras estudiar en la Escuela de Bellas Artes gracias a su amiga Désirée Cáamaño. Motivo por el que exponer con Kulturevolution era más que un reto, una ilusión. "Aquí están mis amigos, mi familia y mis padres, que esta noche estarán conmigo".

En su página web www.oscargalea.com se exhiben sus colecciones para hombre y mujer, cuyos precios rondan desde los 28 euros de un llavero hasta los más de 100 euros de un collar. Precios nada prohibitivos para un diseño de lujo envuelto en una fórmula mágica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios