Concierto de alejandro sanz Los preparativos de la cita con su tierra adoptiva

Y Alcalá creó el 'paraíso'

  • Una veintena de personas trabaja en el montaje del escenario del Campo de Fútbol de la localidad donde mañana actuará Alejandro Sanz · La familia alcalaína y algecireña del cantante se reúnen para la ocasión

Comentarios 16

Crear el paraíso no es cosa de un día. Ni para el mismísimo dios cristiano. Crear el paraíso tiene miga. Aunque dispongas de un Adán entregado, con sus cinco sentidos puestos en pasar una noche en la gloria. Aunque dispongas, no de una, de cientos, de miles de Evas prestas a embaucar y dejarse embaucar por la fruta prohibida. Las canciones. Crear el paraíso es complicado aunque tengas la manzana reventona de nuevos versos. De nuevos besos. Crear el paraíso y, a ser posible, sin serpiente. En ésas están en Alcalá de los Gazules. Envueltos en tarea de titanes. Hacer de su Campo de Fútbol un verdadero edén. Y es que mañana mismo llega el Tour Paraíso de Alejandro Sanz. El hijo pródigo que vuelve a su tierra adoptiva. A un paraíso chiquito. Pero paraíso, sin duda.

Durante el día de ayer pudimos ver un boceto de la que será tierra celestial para Sanz. El esqueleto del escenario, las maneras de las nuevas puertas del estadio, los primeros carteles, el trazado donde irán las verjas que rodearán la zona, los camerinos... El alcalde de Alcalá, Arsenio Cordero, y el teniente alcalde de la localidad y primo del artista, Javier Pizarro, nos cuentan la odisea. De fondo, una veintena de personas trabaja a destajo en lo que será el escenario donde Sanz desgranará las canciones de su último disco. Otra decena de efectivos crea los dos nuevos accesos al campo. Gente va y viene. Hay mucho por hacer.

"Comenzaron ayer por la tarde y mañana por la mañana (por hoy) tiene que estar todo listo. Pero la cosa va muy bien", se congratula el primer edil alcalaíno que nos señala la alfombra verde que cubre el suelo del campo municipal de fútbol el Prado. "El césped irá cubierto por una tela ignífuga", dice. También levanta la cabeza y mira al frente. "¿Ves esa explanada? Eso es lo que se diría en el lenguaje taurino el palco de los sastres". Cordero se refiere a la ladera del cerro de La Coracha, un balcón excepcional para ver el recital de Alejandro desde las alturas y de gañote total. "Como el escenario llevará dos pantallas grandes pues, seguramente, habrá gente que se siente allí al fresquito para ver algo". No en vano, las 8.000 entradas que salieron a la venta para el concierto están "todas vendidas". "Pero sigue llamando mucha gente para preguntar si queda algo", asegura.

Pero no quedan entradas. Ni hoteles. Ni casas. "Y no sólo aquí, tampoco en los alrededores", cuenta el alcalde que, a través de un bando municipal, pide a "comerciantes, tiendas de comestibles, hosteleros y propietarios de bares y restaurantes" que "tengan la previsión suficiente para atender la demanda de los visitantes".

Que no falte de ná. Ni nadie. "Vamos a reunir a la familia de Alcalá, que es por parte de su madre, y a la de Algeciras, por parte de su padre, para ver el concierto", cuenta Pizarro. "Nos vamos a juntar unos cuantos", ríe el primo del compositor que ha sido "nuestro hombre en el cara a cara", dice el alcalde, con la gente de Alejandro.

"A él es difícil ahora cogerle por teléfono así que nos hemos estado comunicando a través del correo electrónico y, en todo momento, ha estado muy pendiente de cómo iban los preparativos, la venta de entradas... Todo. Está muy contento e ilusionado", explica el teniente de alcalde que la última vez que vio al músico fue "en las navidades". Y es que Sanz reúne todos los años a la parte gaditana de su familia en su finca en Extremadura. "Hace una especie de primada, que dice él, y allí vamos todos a comer y a echar el día. Alejandro es un tipo muy familiar, muy normal y muy sencillo".

Esta descripción sobre Alejandro coincide plenamente con la que traza uno de los tíos del artista, Ángel Pizarro, gerente, junto con su hermano Paco, del restaurante Pizarro que desde 1948 se levanta en el paseo de la Playa de Alcalá.

"Este año nos hizo un lomo a la parrilla buenísimo allí en su casa de Jarandilla de la Vera. Nos juntamos muchísimos, éramos por lo menos 50 personas y él cocinó y nos sirvió y nos atendió muy bien. Como siempre", rememora.

También recuerda el hermano de María, la madre del cantante, los veranos que su sobrino, su hermana y Jesús, el hermano de Sanz, pasaban en Alcalá. "Él se movía muy bien por aquí con la chavalería, paseaba mucho por aquí por el paseo de la Playa porque dormían aquí arriba del bar, que era casa de mi madre, de su abuela... La verdad es que es un chico muy familiar. Así es como él disfruta, con la familia", relata desde el salón del restaurante en el que no faltan fotografías del intérprete con algunos de sus primos.

Mientras, en el campo de fútbol se faena con ahínco. "Este proyecto comenzó a gestarse hace seis años y , por fin, se ha podido realizar, sobre todo, gracias a Alejandro que ha puesto todo de su parte para que su actuación en la provincia sea aquí. Sólo aquí", se enorgullece el alcalde de una población de algo más de cinco mil quinientas personas, que insiste en que, finalmente, "el concierto no ha costado dinero al Ayuntamiento".

Y en éstas están en Alcalá. Creando el paraíso de Alejandro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios