Aires de arte y libertad

  • El Espacio Idea de la Escuela de Arte de Cádiz acoge una muestra de 29 abanicos vanguardistas realizados por el taller de Abaniquería en homenaje a la Constitución

Hay abanicos que sofocan el calor, otros que se elevan al compás del baile flamenco, que tapan el rostro de una máscara en Carnaval y, por qué no, que homenajean a la libertad de prensa y de expresión y concretamente a Diario de Cádiz, como una de las instituciones pioneras en la prensa nacional.

Éste es el objetivo de la exposición que desde hace unos días puede verse en el Espacio Idea de la Escuela de Arte, que bajo el título Aires de Cádiz exhibe una treintena de abanicos de estilo vanguardista, obra de los alumnos del Taller de Abaniquería de la Escuela.

Un trabajo que desde sus inicios fue concebido desde la libertad creativa. Así lo explica Rosa Pastrana, profesora de este taller de grado medio de la Escuela de Arte, único de sus características en toda España. "Cada uno de los abanicos se inspiran en una temática, que van desde la pura abstracción, pasando por el arte figurativo basado en la naturaleza, hasta el modernismo, la historia del Gadir fenicio o los trabajos del arquitecto Van de Weijer".

Así, cada pieza se inserta dentro de un montaje realizado como si de un barrilete -cometa- antiguo se tratara. "La idea metafórica con la que se juega es que el abanico desprenda el aire que necesita el barrilete para volar, que es como de pequeños llamábamos en Cádiz a las cometas", explica la artífice de la idea. Una cometa, añade, "realizada con papel de Diario de Cádiz y cuerda y, que a su vez, va unido al abanico".

En total se muestran 17 piezas de tamaño convencional en esta especie de collage de la palabra y el arte, así como otras 12 miniaturas.

Todas ellas han sido realizadas en las instalaciones del taller de Abaniquería en el que Rosa Pastrana lleva 25 años impartiendo clases sin dejar de exprimir la imaginación. "Cada año vamos cambiando la temática y los objetos de trabajo, si no, la primera que se aburriría soy yo", dice, amable, la profesora.

En este sentido recuerda que este taller de grado medio cuya duración es de dos años "está abierto a todos y es gratuito. Incluso se ofrecen becas que costean los materiales de trabajo", anuncia.

De las paredes de este aula de altos techos cuelga un rosario de trabajos de lo más sugerentes y originales. Entre ellos destaca una muestra dedicada a la mujer en la obra de Picasso; a la Gran Regata de Cádiz; una serie inspirada en los elementos decorativos de la fachada del Ayuntamiento de Cádiz o abanicos con la imagen corporativa de la empresa Transmediterránea.

Un muestrario de lo más interesante cuyos esquemas se reparten entre las enormes mesas de trabajo. "Los alumnos hacen primero el dibujo en bocetos en papel vegetal, después realizan los bloques de madera de peral, lo cortan y lijan y hacen el estudio de color, así como de las técnicas que van a utilizar".

Un taller alejado "del típico abanico pintado con flores", al servicio de la mayor creatividad e innovación que pueden ofrecer estos elementos tan funcionales, como decorativos o meros complementos de la moda. El abanico, que hoy se alía con los aires más gaditanos y de libertad para homenajear a la Pepa y a Diario de Cádiz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios