La Academia de Bellas Artes de Cádiz elige a cuatro nuevos miembros

  • Bernardo Palomo, Marcelino Díez, José Ramón Ripoll y Ángel Muñoz, nombrados por una junta que aprobó un nuevo reglamento

La Real Academia de Bellas Artes de Cádiz ha elegido a cuatro nuevos miembros. Se trata de Bernardo Palomo, crítico de arte del Grupo Joly; Marcelino Díez, investigador musical y director de corales; José Ramón Ripoll, poeta y musicólogo, y Ángel Muñoz, arqueólogo y director del enclave arqueológico de Baelo Claudia. Según informó la presidenta de la entidad, Rosario Martínez, la elección se produjo ayer tarde, cuando la Academia se reunió en juntas general y extraordinaria y también aprobó un nuevo reglamento que vendrá a sustituir al actual, vigente desde 1937.

A partir de su elección de ayer, los nuevos académicos tienen un plazo máximo de seis meses para defender su ingreso con una intervención en una solemne sesión en la que serán recibidos como miembros de la entidad.

Bernardo Palomo es crítico de arte de este periódico y de otras cabeceras del Grupo Joly. Académico también de San Dionisio en Jerez, desde 2012, es doctor en Historia del Arte, profesor y comisario de numerosas exposiciones. Además, cuenta con varias publicaciones especializadas.

Por su parte, Marcelino Díez es licenciado en Historia por la Universidad de Sevilla y doctor en Musicología por la de Granada. Ha dirigido, entre otras agrupaciones, la Coral de la Universidad de Cádiz, la coral juvenil Añil y el grupo coral Antares.

José Ramón Ripoll es poeta, pero también ha trabajado en Radio Nacional de España como director de programas musicales.

El arqueólogo Ángel Muñoz es el cuarto nuevo académico. Actualmente es el director del enclave arqueológico de Baelo Claudia, en Bolonia, y es autor de numerosas publicaciones especializadas en arqueología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios