43 muestra cinematográfica del atlántico Dos secciones al margen de la competición oficial

ALCANCES de Cádiz

  • El Festival acoge estos días la proyección de cinco películas vinculadas a la ciudad en el habitual ciclo Cádiz Produce y en un nuevo apartado, Cádiz en el Objetivo

Alcances de Cádiz. Desde Cádiz y con miras a Cádiz. La 43 Muestra Cinematográfica del Atlántico luce orgullosa su sello gaditano con dos secciones organizadas al margen de la competición oficial del festival de cine documental. Cádiz Produce y Cádiz en el Objetivo. Dos apartados en los que se exhiben distintas cintas bien hechas por realizadores gaditanos o con una fuerte presencia de la ciudad en su contenido, respectivamente. Cinco títulos, en total, que se podrán disfrutar en las salas de los Multicines Al-Andalus El Centro.

Cádiz Produce está presente en el festival desde 2009 pero hay que remontarse al año 2006 para buscar los orígenes del arraigo de los filmes hechos en Cádiz y su provincia en la programación habitual de Alcances. Este año, tres películas le dan forma a la sección. Marruecos ya tiene nombre de mujer, donde el realizador Paco Rodríguez nos coloca en un viaje sin retorno hacia un mundo más igualitario (lunes 12). En Me suena tu cara, Alicia Cifredo y Bosco Prada, reúnen a distintos actores secundarios y de reparto del panorama nacional en Madrid (martes 13) y en Paisaje del retroprogreso, José Luis Tirado cruza las citas del pensamiento crítico con las políticas neoliberales en una ópera documental (miércoles 14).

Mientras que Cádiz Produce cuenta con una cierta veteranía en el festival, Cádiz en el Objetivo es la gran novedad de este año. Un ciclo de documentales que, de una forma u otra, están relacionados con la ciudad. Dos películas inauguran el nuevo apartado, El mapa de Carlos, de Pablo Coca (el pasado viernes 9), y La vida sublime, de Daniel V. Villamediana (viernes 16).

Un viaje emocional por los lugares que el artista Carlos Cano amó y quedaron vacíos tras su muerte. Esta es la atractiva propuesta de Pablo Coca que, irremediablemente, pasea por el Cádiz que Carlos tanto quiso y al que tanto cantó.

España y América, lucidez y locura, imaginación y realidad, norte y sur son los elementos que conjuga Villamediana para su película en la que se embarca en la búsqueda del mito y lo sublime.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios