El presunto terrorista de Detroit se declara inocente

  • Umar Farouk Abdulmutallab está acusado de seis cargos y podría pasar el resto de su vida entre rejas.

Comentarios 1

El joven nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab se declaró este viernes no culpable de los cargos que se le atribuyen por el ataque terrorista fallido el día de Navidad en un avión de Delta-Northwest, que viajaba de Amsterdam a Detroit (EEUU), y que le podrían acarrear cadena perpetua.

El sospechoso compareció en Detroit, en el estado de Michigan, durante unos minutos ante el juez Mark Randon para escuchar los seis cargos que se le atribuyen por el intento de atentado, el más grave de ellos el intento de uso de armas de destrucción masiva.

Además se le acusa de intento de asesinato, así como de intento de homicidio en el interior de una nave aérea dentro de la jurisdicción de EEUU, y de tratar de instalar un artefacto explosivo y de estar en posesión de un arma en la comisión de un crimen violento.

El nigeriano, vestido con una camiseta blanca, pantalones caqui y zapatillas deportivas, se mantuvo prácticamente en silencio durante su comparecencia, aunque respondió a algunas preguntas del juez.

Así, respondió afirmativamente en inglés cuando fue preguntado si entendía los cargos que pesan sobre él.

El magistrado también preguntó al sospechoso, que resultó herido con quemaduras de diversa consideración al intentar activar el artefacto explosivo, si había tomado alguna medicación en las últimas 24 horas.

Abdulmatallab, que según los periodistas presentes en la sala se mostró sereno y que cojeaba levemente, reconoció que había tomado algunas pastillas, pero que eso no le impedía entender los cargos que se le habían formulado.

El juez preguntó a su abogada, Miriam Sefer, si daba su consentimiento para que el acusado siguiera recluido en una prisión cerca de Ann Arbor, en Illinois (EEUU), a lo que no puso objeciones.

Acto seguido, la abogada informó a la sala de que su defendido permanecería a partir de entonces en silencio, y entregó al juez la declaración de no culpabilidad en los seis cargos.

Entre otros cargos, Abdulmatallab está acusado de tratar de detonar en el interior del vuelo de Northwest con destino a Detroit un arma de destrucción masiva, en concreto un artefacto explosivo de construcción casera que llevaba escondido en su ropa interior.

De ser hallado culpable, se enfrenta a una condena de cadena perpetua de más 90 años de cárcel, según fuentes jurídicas consultadas por la prensa local.

Aunque se ha declarado no culpable, los expertos ven poco probable que el caso vaya a juicio, dado que el sospechoso reconoció en el propio avión a los pasajeros y a la tripulación que tenía intención de hacerlo explotar.

Lo más probable es que su defensa trate de alcanzar un acuerdo con la Fiscalía que aminore la pena, a cambio de que el nigeriano, de 23 años, colabore con la Justicia dando información sobre las redes de Al Qaeda en Yemen.

Según informa el diario Free Press, de Detroit, a la sala compareció una mujer que fue escoltada por la policía y a la que algunos de los asistentes increparon ante la creencia de que era la madre del sospechoso, extremo que no fue confirmado.

"Debería darte vergüenza. Debería darte vergüenza por como has educado a tus hijos", le gritó un hombre a la mujer, que no respondió.

Aunque se había indicado que el padre del sospechoso, -un banquero nigeriano rico que alertó a las autoridades de EEUU sobre la radicalización del pensamiento de su hijo- , iba a trasladarse a Detroit para la vista, no se tiene conocimiento de que haya estado presente en la misma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios