El ex presidente israelí Moshe Katzav, acusado de violación, evita la cárcel

  • El Tribunal Supremo respalda el acuerdo fuera de los tribunales con la Fiscalía

El ex presidente israelí Moshe Katzav, acusado de violación, no tendrá que ir a la cárcel gracias a que la Corte Suprema de Justicia avaló ayer un acuerdo pactado entre la Fiscalía y la defensa por el que el imputado sólo admite el delito menor de acoso sexual a ex empleadas de su oficina.

Un panel de cinco jueces dictaminó, por tres votos contra dos, que el acuerdo firmado en junio de 2007 entre la acusación y la defensa de Katzav es legítimo y desestimó las demandas presentadas por grupos defensores de los derechos de la mujer y de los abogados de varias mujeres que habían acusado de abusos sexuales a Katzav cuando éste ejercía de presidente y ministro de Turismo en la pasada década.

Inicialmente, la Fiscalía tenía la intención de levantar acusación contra Katzav por violación y corrupción. Katzav sí tiene que pagar una multa. En virtud del acuerdo pactado, el ex mandatario sólo admite haber cometido un "acto indecente" y haber obstruido a la Justicia.

La Fiscalía decidió el año pasado aceptar el acuerdo con la defensa con el argumento de que resultaba más difícil de lo que creía al principio aportar las pruebas de la supuesta violación por parte de Katzav de una de sus empleadas. El código penal israelí contempla hasta 16 años de prisión para el crimen de violación.

Su abogado Zion Amir saludó la decisión judicial que calificó de "victoria" y dijo que llega después de "largos meses en los que robaron todos los derechos fundamentales al presidente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios