Los palestinos no tienen ninguna esperanza ante los comicios

  • Para los expertos, un triunfo del Likud empeorará aún más la situación en la zona

Las próximas elecciones de Israel aportarán pocas variaciones en la relación de Jerusalén con sus vecinos, según varios expertos árabes, que temen, no obstante, que una victoria de la derecha suponga un cambio para peor.

Para los expertos, todos los líderes israelíes, tanto si pertenecen al Partido Laborista como al centrista Kadima o el conservador Likud, son caras de la misma moneda. Se diferencian en sus tácticas, pero coinciden en su negativa de hacer alguna concesión para lograr una paz duradera con los palestinos.

El profesor de Derecho Internacional y Constitucional de la Universidad de El Cairo Hosam Isa dijo a Efe que "para nada" cree que las elecciones israelíes vayan a suponer un cambio en la línea dura adoptada por Israel para alcanzar la paz con los palestinos.

"Desde que los territorios árabes fueron ocupados hace 42 años no se ha hecho ninguna concesión en el proceso de paz. Las negociaciones parecen una comedia negra, hecha por los EEUU e Israel", explicó Isa que se refería a las conversaciones infructuosas mantenidas entre palestinos e israelíes desde la firma por ambas partes de los acuerdos de Oslo en 1993, que despertaron esperanzas entre los árabes sobre la resolución del conflicto.

Desde Oslo, los palestinos han negociado con gobiernos laboristas, del Likud y del Kadima, sin que se haya logrado ningún avance, mientras que la región continúa en un círculo vicioso de derramamiento de sangre y de violencia.

El analista Nabil Zaki coincidió con la visión de Isa, aunque prevé que la situación puede empeorar en Oriente Próximo si Netanyahu gana las elecciones.

"Si Netanyahu llega al poder, espero por parte de Israel políticas más agresivas y más duras sobre el proceso de paz, ya que el líder del Likud ofrece poco a los palestinos a cambio de poner fin al conflicto", señaló Zaki.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios