Unos 750.000 niños de Mosul no tienen acceso a servicios de salud básicos

Unos 750.000 niños en la ciudad iraquí de Mosul y sus alrededores no tienen acceso a servicios de salud básicos, más de seis meses después de la expulsión de la urbe del grupo terrorista Daesh, denunció el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

Menos del 10% de los centros médicos de la provincia de Nínive (de la que Mosul es capital) funcionan a plena capacidad y el resto lo hacen en una situación extrema, añadió Unicef en un comunicado.

"La situación del sistema sanitario iraquí es alarmante. Para las mujer embarazadas, los recién nacidos y los niños, problemas que se pueden tratar y prevenir pueden convertirse en una cuestión de vida o muerte", aseguró el representante de la agencia de la ONU en Iraq, Peter Hawkins.

Tras visitar el hospital de Al Jansa, el más grande de Mosul, Hawkins destacó que las instalaciones sanitarias están operando "más allá de sus capacidades" y hay escasez de medicamentos vitales.

El sistema de salud iraquí está "devastado" después de más de tres años de conflicto contra el Daesh, señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios