El líder radical chií Al Sadr amplía el alto el fuego seis meses más

  • Bagdad y el Pentágono alaban la decisión del clérigo y creen que puede llevar a un acuerdo

El clérigo radical chií Moqtada al Sadr amplió ayer el alto el fuego de su milicia, el Ejército del Mahdi, otros seis meses más, en un gesto que ha sido bien recibido tanto por el Gobierno iraquí como por el Ejército estadounidense, ya que los seis meses de tregua iniciales han contribuido a reducir el número de atentados, que ahora son cometidos mayormente por grupos suníes.

Además, para el Ejército norteamericano puede suponer un paso más para ayudar a la reconciliación nacional entre las comunidades que viven en Iraq y que la guerra acabó por enfrentar y que puso al país al borde de una guerra civil.

Según un representante de la oficina de Al Sadr en Bagdad, la carta en la que el clérigo chií declara la extensión del alto el fuego fue enviada a todas las sedes de este movimiento en Iraq así como a las mezquitas del movimiento.

Tras conocer el veredicto de Al Sadr, el Ejército de EEUU emitió un comunicado en el que aseguraba estar dispuesto a dialogar con el Ejército del Mahdi, que protagonizó dos levantamientos con sangrientas batallas contra las fuerzas norteamericanas.

El alto el fuego es "un importante compromiso que puede, en términos generales, contribuir a llegar más lejos en las mejoras de la seguridad para todos los ciudadanos iraquíes", señala el comunicado revelado por el comandante de la Marina Scott Rye.

Para el Ejército, el alto el fuego "supone también una mejor oportunidad para la reconciliación nacional y para permitir que la coalición (las fuerzas extranjeras) y las fuerzas de seguridad iraquíes se centren más intensamente en los terroristas de Al Qaeda".

La reacción en el Gobierno iraquí tampoco se hizo esperar. El viceprimer ministro Barham Saleh elogió la decisión de este movimiento chií afirmando que la tregua "culminará en la disolución última de los grupos armados".

La decisión de Al Sadr inicia una nueva etapa que supera ya la mera especulación de los seis primeros meses, ya que el próximo medio año será una prueba vital para determinar si las mejoras en la seguridad son suficientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios