Los jueces italianos amenazan con huelgas a Berlusconi por intentar controlar la Justicia

  • La Asociación Nacional de los Magistrados declara el "estado de agitación"

La rebelión se intensifica entre los magistrados italianos, cuya asociación proclamó "el estado de agitación" contra las medidas adoptadas por el Gobierno de Silvio Berlusconi para controlar la Justicia.

"Nos dirigimos hacia la destrucción del sistema judicial", sostuvo Luca Palamara, presidente de la Asociación Nacional de los Magistrados (ANM), la principal asociación sindical de jueces italianos.

El comité director de la ANM decidió sesionar de forma permanente y se reserva la posibilidad de pedir a los jueces que utilicen otras formas de protesta de acuerdo con la evolución de la situación en los próximos días.

"El estado de agitación podría ser la antesala de una huelga de las togas o de otras formas drásticas de protesta", afirmaba ayer el Corriere della Sera, el principal diario del país. Los magistrados están furiosos por un artículo del proyecto de presupuesto para 2009 del Gobierno que prevé que se bloqueen las contrataciones, así como por las reducciones de créditos para el funcionamiento del Ministerio de Justicia.

La ANM denunció esas reducciones "drásticas" que podrían llegar al 40% y que provocarán "un deterioro sin precedentes del salario de los magistrados" y causarán "una parálisis considerable de la institución". Esta asociación se opone también enérgicamente a las otras medidas decididas recientemente por el Ejecutivo, y sobre todo a la suspensión de los procesos en curso para los casos que podrían ser pasibles de menos de diez años de cárcel.

Por su parte, Berlusconi reaccionó acusando nuevamente a "una pequeña parte de los jueces" de tratar de derrocar el voto popular que lo llevó al poder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios