La familia Betancourt hace responsable a Uribe de lo que les ocurra a los rehenes

  • Su hija dice que hay que hablar con las FARC cuando se cumplen seis años de cautiverio

La hija y el ex marido de Ingrid Betancourt, la política colombo-francesa secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hace hoy seis años, hicieron ayer responsable al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, de lo que les ocurra a los rehenes de la guerrilla cuando se reavivan los rumores de nuevas liberaciones.

"El presidente colombiano es responsable y contable de esas vidas", subrayó el ex marido, Fabrice Delloye, en una rueda de prensa en París con motivo del sexto aniversario del secuestro de Betancourt, protagonizada en parte por una de las dos rehenes de las FARC liberadas, la senadora Consuelo González.

La hija de Ingrid Betancourt, Mélanie, afirmó que el Gobierno colombiano "debe aceptar un diálogo con las FARC" y dijo sentirse "extremadamente emocionada de tener a Consuelo con nosotros" porque su puesta en libertad después de haber compartido cautiverio con su madre prueba que "las cosas pueden avanzar".

La senadora, por su parte, se mostró mucho más confiada con la acción de Uribe, y así dijo que tiene "la absoluta certeza" de que las Fuerzas Armadas no forzarán una operación para liberar a los rehenes" porque "cualquier intento" de conseguir esa liberación por la fuerza supondría "una sentencia de muerte" para los rehenes, aseguró.

González señaló que es "optimista" desde el "primer gesto de buena voluntad" de la guerrilla porque desde que acabó su secuestro y el de Rojas "las FARC han dado un paso muy importante" y ahora está convencida de que habrá nuevas liberaciones, incluidas la de Ingrid Betancourt.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios