Se entrega a la Policía una niña iraquí que llevaba un chaleco con explosivos

  • La joven, de 13 años, evitó un baño de sangre al presentarse ante las autoridades y desvelar la existencia de otro artefacto

Una muchacha de 13 años evitó en el último minuto un baño de sangre al presentarse ante la Policía para que le quitaran el chaleco cargado de explosivos, preparado para cometer un atentado suicida, informaron ayer fuentes del Ejército estadounidense.

Los hechos ocurrieron el domingo en la ciudad de Baquba. La Policía local solicitó la ayuda de los soldados estadounidenses para retirar los explosivos del cuerpo de la muchacha.

Después de que los artificieros estadounidenses retirasen los explosivos, la muchacha condujo a la Policía hasta un escondite donde había un segundo chaleco con explosivos. El Ejército estadounidense informó primero que la Policía iraquí había detenido a dos atacantes suicidas (ambas mujeres). Posteriormente especificó que sólo había detenido a la muchacha de 13 años.

La niña, que fue arrestada, continúa bajo custodia de las fuerzas de seguridad. El portavoz estadounidense John Pendell interpretó la rendición de la niña como una "muestra de que las mujeres iraquíes entienden su importancia en la sociedad y el valor de la vida". Además, Pendell subrayó que también "indica que los iraquíes rechazan a Al Qaeda y sus prácticas".

El número de mujeres que ha cometido atentados suicidas en Iraq se ha disparado en los últimos meses, especialmente en la provincia de Diyala.

Para luchar contra esta situación, el pasado mes de junio se creó en Diyala un grupo denominado Hijas de Iraq, formado por voluntarias y respaldado por el Gobierno del país y el Ejército de Estados Unidos.

Por otra parte, el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, anunció un acuerdo entre su Gobierno y la Administración estadounidense para "poner fin a la presencia extranjera" en Iraq para el fin de 2011, acuerdo que fue inmediatamente negado por la Casa Blanca. "Las discusiones continúan, ya que no hemos alcanzado un acuerdo final", dijo el portavoz Tony Fratto.

"Hay un acuerdo alcanzado entre las dos partes para una fecha fija que es el fin de 2011 para poner fin a cualquier presencia extranjera en suelo iraquí", afirmó Al Maliki en un discurso.

Al Maliki afirmó que no se firmará ningún acuerdo final que no sea respetuoso con la soberanía iraquí y que cualquier pacto deberá incluir una "fecha específica, no abierta" para la retirada. "Una fecha abierta no es aceptable en ningún acuerdo de seguridad que regule la presencia de las fuerzas internacionales", insistió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios