Un empresario revela que entregó a Olmert sobres de dinero en efectivo como donaciones

  • El testigo proporcionó al primer ministro unos 95.000 euros para gastos personales

La imagen pública de Olmert quedó ayer en entredicho después de que el principal testigo en una investigación de presunta corrupción revelara que entregó al primer ministro israelí sobres de dinero en efectivo como donaciones y para su uso personal.

La acusación la hizo el empresario estadounidense Morris Talanksy en una vista oral ante el tribunal del distrito de Jerusalén, donde reconoció que prestó a Olmert sumas que ascienden a unos 95.000 euros en el transcurso de 15 años para gastos personales, donaciones o préstamos.

Talansky, cuya declaración podría considerarse como testimonio legal si el primer ministro resulta imputado por este caso, agregó que al menos parte de esa cantidad nunca le fue devuelta por Olmert.

"Mantuve una estrecha relación con él, pero fue puramente de admiración, nunca me beneficié de ella personalmente", manifestó el testigo.

Agregó que sus ideas políticas sobre Israel y el sionismo estaban en sintonía con las de Olmert, razón por la que se decidió a apoyarle financieramente.

"Sentía una gran admiración por él", reveló el empresario, que dijo apreciar su "habilidad para dirigirse a la gente" y sus ideas sobre la necesidad de mantener "Jerusalén unida" en una época, los noventa, en que el actual primer ministro aspiraba a ser alcalde de la ciudad.

La ley electoral israelí limita expresamente las donaciones a políticos a poco más de centenares de euros. Sin embargo, la Fiscalía calcula que Olmert podría haber recibido de Talansky hasta 317.000 euros, aunque ambos niegan haber violado la ley.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios