La elección de un comunista en Chipre abre la puerta a la reunificación

  • La oposición felicita al nuevo presidente y tiende la mano hacia una solución al conflicto

La elección del comunista Dimitris Christofias como nuevo presidente de Chipre ha generado grandes expectativas sobre una posible reunificación en breve de la isla, dividida desde la invasión turca de 1974.

"Cambio histórico con mandato de solución", titulaba ayer Politis, el principal diario greco-chipriota. Por su parte, el rotativo turco de referencia en la isla, Africa, insta a los líderes de ambos lados a aprovechar esta oportunidad y titula "Solucionad el problema de Chipre ahora mismo".

El líder turco-chipriota, Mehmet Ali Talat, felicitó a Christofias y expresó su voluntad de encontrarse con el nuevo presidente, lo que, según la prensa local, podría ocurrir en los próximos días.

En declaraciones a la prensa del norte de Chipre, Talat incluso llegó a decir ayer que sería posible una solución al conflicto chipriota a lo largo de este año y agregó que "la parte turco-chipriota está lista para discutir y desea una solución ahora mismo".

Christofias, líder histórico del Partido Comunista Refundado de Chipre (AKEL), ganó el domingo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales con el 53,4 por ciento de los votos, frente al 46,7 por ciento de su rival, el conservador Ioannis Kassoulides.

El nuevo presidente habló ayer en Nicosia, la dividida capital del país, de una "lucha común para reunificar nuestra tierra, para que seamos nosotros, greco-chipriotas y turcochipriotas, los dueños de nuestra patria, sin intervenciones extranjeras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios