El director adjunto del OIEA viaja a Irán para controlar el plan nuclear

  • Está previsto que se entreviste con responsables del programa nuclear para intentar verificar su carácter pacífico

El director adjunto del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Olli Heinonen, viajará este jueves a Teherán como parte del programa de inspecciones que el organismo internacional realiza en Irán.

Según confirmó a Efe la oficina de prensa del OIEA, Heinonen acudirá a la república islámica, donde está previsto que se entreviste con responsables de su programa nuclear, del que se intenta verificar su carácter pacífico.

Heinonen ya mantuvo el pasado mes de abril dos rondas de contactos con las autoridades nucleares iraníes, destinadas a aclarar las dudas que el Organismo Internacional de la Energía Atómica aún tiene sobre la verdadera naturaleza del programa atómico de Teherán.

Durante su última visita, el número dos del OIEA reclamó a las autoridades iraníes información sobre supuestos estudios centrados en el procesamiento de uranio, experimentos con explosivos de baja potencia, usados para provocar una reacción en cadena, y diseño de misiles con cuerpos de reingreso en la atmósfera.

El organismo ha manifestado ya en el pasado su preocupación sobre los posibles aspectos militares del programa atómico iraní.

Por eso, desde el OIEA se considera esencial aclarar estos asuntos para poder determinar el origen pasado y el objetivo actual del programa nuclear de Irán.

En ese sentido, el organismo nuclear de la ONU ha solicitado a Irán que suspenda su programa de producción de uranio enriquecido, un combustible de uso tanto civil como militar, como forma de restablecer la confianza de la comunidad internacional.

El viaje se produce cuando Irán acaba de contestar a la oferta para que suspenda su programa atómico a cambio de incentivos económicos, planteada por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, EEUU, Francia, el Reino Unido y Rusia) más Alemania.

La respuesta iraní es analizada este miércoles, aunque las potencias ya han advertido que aplicarán nuevas sanciones si Irán no responde claramente a la oferta.

Desde Estados Unidos y sus aliados occidentales se acusa a Teherán de que sus experimentos atómicos pretenden desarrollar un arma nuclear, mientras que Irán insiste en que su programa nuclear es pacífico y orientado sólo a la producción de electricidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios