La comunidad internacional exige "el cese inmediato" de los combates y la vuelta al diálogo

  • OTAN, UE y otros organismos trabajan contrarreloj para conseguir el alto el fuego

La OTAN insistió ayer en el llamamiento efectuado por su secretario general, Jaap de Hoop Scheffer, e instó a todas las partes involucradas en el conflicto de la región separatista georgiana, incluida Rusia, a negociar y a detener la violencia de forma inmediata.

La portavoz adjunta de la Alianza, Carmen Romero, reiteró ayer el mensaje expresado el viernes por De Hoop Scheffer, y recordó que la OTAN "siempre ha apoyado la integridad territorial de Georgia".

Romero explicó que la Alianza está siguiendo de cerca la evolución del conflicto y confía en que los esfuerzos diplomáticos internacionales sean fructíferos. "Esperamos el cese inmediato de las operaciones militares y que se reanude el diálogo", añadió.

Por su parte, el secretario general del Consejo de Europa, Terry Davis, instó "a todos a dejar de bombardear y a sentarse alrededor de una mesa" a negociar, indica en un comunicado difundido por el Consejo de Europa.

Además, el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, mantendrá contactos telefónicos con con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, así como comunicarse en los próximos días con el presidente ruso, Dimitri Medvédev, según fuentes comunitarias. Tanto el Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad, como la Comisión Europea y la Presidencia de la Unión pidieron el cese inmediato de la violencia y llamaron al diálogo entre las partes.

A última hora, Francia, que ostenta la Presidencia de turno de la UE, propuso un plan de alto el fuego y regreso al statu quo anterior al conflicto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios