Las autoridades egipcias ordenan poner fin a la desbandada en Gaza

  • Después de permitir durante más de 24 horas el paso incesante de palestinos, las fuerzas de seguridad del país reciben la orden de comenzar a ordenar el regreso

Egipto comenzó ayer a dar marcha atrás en medio del caos vivido desde la víspera en su frontera con la Franja de Gaza. Después de permitir durante más de 24 horas el paso ininterrumpido de palestinos, las fuerzas de seguridad egipcias recibieron orden de poner fin a la desbandada y comenzar a ordenar el regreso de las multitudes.

Lo ocurrido -cientos de miles de palestinos invadiendo el país vecino después de que militantes de Hamas volaran por los aires el muro fronterizo- parece no haber sorprendido ni a Israel, ni a los líderes palestinos, ni a las autoridades de El Cairo. Israel lleva meses presionando a Gaza y el globo se ha roto por su punto más débil: la frontera con Egipto.

Pero todavía no están del todo claras las consecuencias políticas de lo sucedido. La prensa hebrea asegura que, cuando la cúpula de seguridad israelí empezó a analizar las escenas divisadas desde los puestos de control y aviones no tripulados, su primera reacción fue de decepción y enfado frente a sus vecinos egipcios.

Desde que Hamas se hizo con el control de la Franja en el pasado mes de junio, Israel trata de ahogar al grupo islamista radical con un creciente bloqueo, reforzado hace una semana con el cierre de las fronteras hasta para la entrada de los productos más básicos, en reacción al constante lanzamiento de cohetes palestinos contra ciudades hebreas.

Y el que Egipto permitiera ahora el acceso a los palestinos alegando la difícil situación humanitaria de la Franja era como si de repente estuviera saboteando dicha estrategia tras alcanzar un pacto con Hamas a espaldas del Estado judío.

Pero la cúpula de seguridad israelí cree que de la actuación egipcia se puede sacar también un beneficio político. Un funcionario citado por el diario Maariv afirmaba que los islamistas de Hamas ya no pueden quejarse de estar cercados, algo que rebaja la presión internacional sobre el Estado hebreo.

Por su parte, el viceministro de Defensa, Matan Vilnai, declaró a la radio del Ejército que "tenemos que comprender que si Gaza está abierta por el otro lado, perdemos responsabilidad sobre ella". La responsabilidad pasaría pues a Egipto.

Israel se retiró en 2005 de la Franja, pero el país mantiene un amplio cerco militar en torno al territorio en el que, en una superficie exigua, viven 1,5 millones de palestinos, en una creciente pobreza y en medio del avance de los radicales.

Además, hasta hoy, la mayor parte del suministro eléctrico del territorio y la práctica totalidad del agua, los alimentos y los medicamentos provienen de Israel. Por ello, al margen del desmantelamiento de algunos asentamientos judíos, la retirada ha sido sólo relativa.

Vilnai instó a que Egipto empiece a poner de su parte y se implique más en el suministro a la Franja. Y el Yediot Ahronot, el diario de mayor tirada de Israel, consideró que la verdadera retirada israelí ha comenzado con los sucesos del miércoles.

Pero Egipto parece dispuesto más bien a devolver la frontera a su situación anterior. Y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de Mahmud Abbas consideró que la desvinculación entre la Franja de Gaza e Israel llevaría a que el territorio se vaya distanciando cada vez más de Cisjordania, algo que tendría graves consecuencias para el proceso de paz. De todas maneras, lo que es poco probable es que, si el cerco israelí continúa tal y como está previsto, cese también la presión sobre la frontera con Egipto.

La prolongada apertura de la frontera podría tener también consecuencias de seguridad. Israel acusa ya a Egipto desde hace años de no hacer lo suficiente para impedir el contrabando de armas hacia Gaza, a través de túneles secretos bajo la frontera. Las fuerzas de seguridad temen que estos días hayan entrado armas y dinero en cantidad para los grupos extremistas.

Pero con todo, Israel ha tenido algo de tranquilidad. Después de que desde principios de año se registrara el lanzamiento de más de 600 cohetes Qassam contra sus ciudades limítrofes con la Franja, desde el miércoles no ha caído ni uno solo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios