El autor del atentado contra la CIA era una 'fuente segura'

  • El jordano Balawi iba a transmitir datos sobre el número dos de Al Qaeda

El informante jordano sospechoso de haber cometido el atentado suicida contra la CIA en Afganistán la semana pasada era considerado por la inteligencia estadounidense como una de las mejores y más seguras fuentes sobre Al Qaeda, aseguraba ayer The New York Times.

El periódico, citando funcionarios de la CIA, dijo que el presunto autor del atentado del 30 de diciembre, el jordano Jalil al Balawi, tenía información capital sobre los altos mandos de Al Qaeda, incluso sobre dónde se encontraría Ayman al Zawahiri, el número dos de la red.

La CIA estaba tan entusiasmada por las informaciones que podía proveer esta persona que tanto la Casa Blanca como los jefes de inteligencia sabían que Jalil al Balawi iba a reunirse en Afganistán con agentes de la CIA.

Pero en lugar de transmitir las informaciones tan esperadas, el jordano detonó su cinturón lleno de explosivos en la base de la CIA de Khost, matando a siete agentes y un jordano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios