Varios muertos, incluido un jefe de la Yihad, en una explosión en Gaza

  • Israel niega toda relación con la deflagración, que derrumbó un edificio de tres plantas

El dirigente del brazo armado de la Yihad Islámica Ayman Abu Fayed falleció ayer en una explosión ocurrida en el campo de refugiados de Al Bureij, en la franja de Gaza, en la que también perdieron la vida al menos otros seis palestinos y 40 resultaron heridos, informaron fuentes sanitarias.

Testigos y fuentes sanitarias atribuyeron la explosión a un ataque con cohetes desde el aire, pero el Ejército israelí desmintió de forma categórica cualquier relación con los hechos. La explosión se produjo en un edificio de viviendas del campo de Al Bureij donde residía Abu Fayed. La deflagración provocó el derrumbe del edificio de tres plantas y daños en varios inmuebles y tiendas colindantes.

Moawía Hasanín, portavoz del servicio de urgencias del Ministerio de Sanidad de Gaza, informó de que se han recogido en el lugar de los hechos siete cadáveres y unos cuarenta heridos de distinta consideración, que han sido trasladados a hospitales de la zona.

Nueve de los heridos sufren heridas de extrema gravedad por lo que se considera que la cifra de muertos ascenderá en las próximas horas.

"No ha habido esta noche ningún ataque aéreo en Gaza", aseguró a Efe una portavoz militar israelí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios