Ucrania hace un guiño a Moscú al asegurar que no acogerá bases militares de la OTAN

  • Putin amenazó con apuntar sus misiles hacia el país vecino si aceptaba infraestructura aliada

El presidente ucraniano, Victor Yuschenko, aseguró ayer a Rusia que su país no acogerá bases de la OTAN, pero insistió en que la entrada de Ucrania en la Alianza Atlántica es uno de los objetivos estratégicos de su política.

"Si la parte rusa está preocupada por las bases militares, podemos decir que Ucrania nunca las aceptará, y estamos dispuestos a llevar esto a un plano constitucional", declaró el jefe de Estado ucraniano en su visita a Moscú.

Yuschenko respondió así haciendo un guiño al presidente ruso, Vladimir Putin, quien advirtió de que Rusia podría apuntar a Ucrania con sus cohetes si el país vecino aceptaba en su territorio infraestructura militar de la OTAN o del sistema antimisiles de Estados Unidos.

"Da miedo pensar o decirlo, pero teóricamente no podemos excluir que Rusia apunte a Ucrania con sus misiles en respuesta a un eventual emplazamiento de tales zonas de posicionamiento en territorio ucraniano", dijo Putin.

Bruselas respondió inmediatamente a las amenazas del presidente ruso, al declarar fuentes de la OTAN que son sus 26 socios los que deciden sobre la entrada de nuevos miembros "sin ningún derecho de veto de terceros".

Yuschenko insistió ayer en que espera que la OTAN permita a Ucrania adherirse al Plan de Acción para la Adhesión durante la cumbre aliada de abril próximo.

"Queremos que en la cumbre de Bucarest se nos dé una respuesta positiva", dijo Yuschenko a las cadenas públicas de televisión rusa, al explicar que su política de acercamiento a la OTAN "responde a los intereses nacionales de Ucrania" y "no apunta contra nadie".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios