La UE incluye al principal banco iraní en las nuevas sanciones contra Teherán

  • Diversas entidades iraníes no podrán realizar actividades económicas y se congelan sus bienes en territorio comunitario

La Unión Europea (UE) aprobó hoy nuevas sanciones contra entidades y personas iraníes, entre ellas el Banco Melli, la principal entidad bancaria de ese país, dentro del marco establecido por la ONU para penalizar a Irán por su programa nuclear, anunciaron fuentes comunitarias. Las sanciones impiden que las entidades realicen actividades económicas en territorio comunitario, con una congelación de los bienes que puedan tener en la UE, y prohíben que las personas afectadas puedan entrar en la Unión, dijeron funcionarios comunitarios.

El Banco Melli, que es el principal de Irán y en la UE tiene oficinas en Londres, París y Fráncfort (Alemania), es el único banco afectado, ya que las demás entidades sancionadas son organismos e instituciones oficiales -por ejemplo de ministerios- pero no entidades bancarias. La lista completa de las entidades y personas incluidas en estas medidas aparecerá publicada mañana en el Diario Oficial de la UE, lo que señalará también la entrada en vigor de las sanciones.

La de hoy es la tercera ocasión en que la UE toma una decisión para sancionar a Irán por su programa nuclear, después de las tomadas en febrero y abril de 2007. Los sancionados, cuyo número y nombre exactos no se conocerán hasta mañana, están relacionados con los programas iraníes de enriquecimiento nuclear y desarrollo de misiles balísticos, señalaron las fuentes de la UE.

En el caso de las personas sancionadas, se prohibirá la entrada en territorio comunitario a "altos responsables" de esos programas, pero no a responsables del régimen iraní a fin de permitir que viajen a Europa dentro de un marco negociador. Sus nombres han sido comprobados a nivel de la ONU y de los 27 comunitarios como los de personas "vinculadas con esos programas", añadieron las fuentes.

Las sanciones, que se basan en el marco legal establecido por la resolución 1737 del Consejo de Seguridad de la ONU (aprobada el año pasado) fueron aprobadas formalmente hoy, como punto sin debate, en una reunión del Consejo de Ministros de Agricultura. El anuncio de estas nuevas sanciones se produce después de que el Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Javier Solana, viajara a Irán el pasado día 14 para presentar una "oferta amplia y generosa" a Irán tanto sobre energía como para el desarrollo de las relaciones entre Teherán y Bruselas.

Pero a pesar de la aprobación de estas nuevas medidas, la Unión Europea insiste en que mantiene su "doble vía" (sanciones y diplomacia de forma paralela) para tratar de solucionar pacíficamente la cuestión del programa nuclear de Teherán. "La UE no cambia su enfoque sobre el programa nuclear iraní", afirmó un funcionario europeo, quien recalcó que "seguiremos el diálogo con Irán. El objetivo es hablar con ellos". Añadió que el régimen islámico de Teherán aún no ha respondido a la oferta que presentó Solana. "Seguimos esperando una respuesta", indicó.

Estas sanciones se han estado preparando durante un año, debido a la complicación de poner de acuerdo a los 27 miembros de la UE en una lista sobre instituciones y personas. Mientras tanto, la Unión Europea sigue trabajando en la posibilidad de aprobar nuevas medidas contra Irán basadas en la resolución 1803 del Consejo de Seguridad de la ONU, que fue aprobada el pasado 3 de marzo pasado. Además de sus tres oficinas en la UE, el banco Melli está también presente en Suiza y Rusia, y las fuentes comunitarias no descartaron que países terceros puedan sumarse a estas medidas.

Las fuentes de la UE aseguraron que la decisión tomada hoy por los Veintisiete "no tiene relación" con la entrevista que mantuvieron el pasado día 16 en Londres el primer ministro británico, Gordon Brown, y el presidente de EEUU, George W. Bush. En unas declaraciones conjuntas tras esa reunión, Brown dijo que iba a pedir a la UE y que Bruselas aceptaría, la adopción de medidas contra Irán por su negativa a suspender su programa de enriquecimiento de uranio.

Lo que hoy se aprobó fue tanto la posición común de los Veintisiete miembros de la UE como el reglamento que estipula las modalidades prácticas de puesta en marcha de las sanciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios