La UE doblará el número de instructores de la policía afgana

  • La misión Eupol busca fortalecer la reforma de las fuerzas del orden en Afganistán . España colabora en la actualidad con 11 agentes.

 La Unión Europea doblará el número de instructores de policía desplegados en Afganistán -y que en la actualidad son unos doscientos- con el fin de fortalecer la reforma de las fuerzas del orden locales en el marco de la misión Eupol.

El Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores, que se ha reunido esta mañana en Bruselas, ha respondido así al llamamiento de Alemania, dispuesta a aportar 120 del total de cuatrocientos oficiales si el resto de los países se comprometía a asumir conjuntamente un aumento de efectivos.

España colabora en la actualidad con 11 agentes, tanto de la Policía como de la Guardia Civil, desplegados en Kabul y en ciudad noroccidental de Qala-i-Naw (donde también se encuentra operativo un Equipo de Reconstrucción provincial de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) compuesto por tropas españolas).

La UE considera que la seguridad y el imperio de la ley, particularmente débiles en las zonas donde la seguridad no está garantizada, son "esenciales" para consolidar procesos democráticos como las elecciones presidenciales de 2009 y las parlamentarias de 2010.

Así consta en las conclusiones de una reunión conjunta de los responsables de Exteriores y Defensa de los Veintisiete, en el marco de un Consejo al que España ha enviado al secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, y el director general de Política de Defensa, Luis Cuesta.

En el futuro, la misión estará "estrechamente coordinada" con otros actores internacionales, sobre todo Estados Unidos, y tendrá en cuenta también al régimen afgano.

Según la presidencia de turno eslovena, la UE debería también plantearse un aumento de la ayuda financiera para Afganistán, lo que podría concretarse en la conferencia de donantes que se celebrará el próximo 12 de junio en París.

Eupol responde a una petición de la OTAN, que a su vez tiene desplegados 47.000 policías y militares de 37 países en la misión de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), bajo mandato de la ONU, mientras que Estados Unidos cuenta con otros 31.000 soldados en el país centroasiático.

Entre 2002 y 2006, la UE destinó 3.700 millones de euros al país, lo que supone un tercio de toda la ayuda internacional recibida por Afganistán desde la caída del régimen talibán.

Para el periodo 2007-2010, la UE tiene previsto dedicar otros 610 millones de euros que se destinarán a proyectos en el ámbito de la gobernabilidad, la salud pública y el desarrollo rural.

Una parte de la asistencia a Afganistán -160 millones de euros- se ha destinado desde 2002 al pago de salarios de los policías afganos.

La misión Eupol, que tiene oficiales destacados por todo el país, cuenta con un presupuesto de 43,6 millones hasta septiembre próximo, y se ha comprometido a permanecer en Afganistán tres años.

Su tarea consiste no sólo en entrenar a los agentes, sino también en apoyar reformas judiciales y operativas de las investigaciones policiales y del procesamiento de los delincuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios