La UE acuerda detalles de la misión a Kosovo mientras se tambalea el Gobierno serbio

  • Kostunica convoca una sesión del Parlamento para rechazar todos los planes de Bruselas

Tres días después de las elecciones presidenciales de Serbia que ratificaron la voluntad de cercanía con Europa, el Gobierno del país balcánico está cerca de colapsar por las disputas internas sobre su política hacia la Unión Europea.

El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, convocó ayer una sesión de urgencia del Parlamento para rechazar todos los planes de la Unión Europea en la resolución de la crisis de Kosovo. La UE acordó entre tanto en Bruselas detalles de la misión de hasta 2.000 expertos a Kosovo.

El anunciado envío de funcionarios comunitarios a la provincia habitada casi exclusivamente por albaneses étnicos es para Kostunica un "truco ilegal" que tiene el propósito de crear un "falso Estado albanés" en territorio serbio.

Kostunica, que no reúne suficientes apoyos a su negativa dentro del Gabinete, quiere así trasladar la cuestión al Parlamento, donde cuenta con el respaldo de los radicales ultranacionalistas y de los socialistas del ex presidente Slobodan Milosevic.

"El Gobierno está sumido en una grave crisis y temo que caiga este mes", dijo el ministro serbio de Infraestructura, Velimir Ilic. "Hay pocas posibilidades de superar esta crisis", de manera que las elecciones anticipadas podrían celebrarse el 11 de mayo, agregó.

Los países de la UE entre tanto acordaron ayer en Bruselas las bases jurídicas de la misión a Kosovo. El próximo paso consiste en aprobar el plan operativo de la misión, que se hará cargo de funciones administrativas actualmente en manos de la ONU. Se espera que la luz verde definitiva de produzca en el Consejo del Exterior de la UE del 18 de febrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios