Turquía teme enfrentamientos entre partidarios y detractores del velo islámico

  • La prensa destaca el "riesgo de polarización" que conlleva la reforma constitucional

La prensa y los analistas políticos turcos expresaron ayer su temor a que la autorización a usar el velo islámico en las universidades que acaba de aprobar el Parlamento degenere en enfrentamientos entre defensores y detractores del laicismo.

"Cuatrocientas once manos se alzaron a favor del caos", titulaba en portada el diario Hürriyet, destacando el "riesgo de polarización" de la sociedad tras la adopción de la reforma constitucional a propuesta de la mayoría islamista y con el apoyo de 411 de los 550 diputados. "Una división peligrosa", tituló el liberal Milliyet, recordando que desde las "ONG a los juristas, del mundo de los negocios a los intelectuales, de los políticos a los hogares, todos los integrantes de la sociedad están divididos" sobre el uso del velo.

Por su parte, el intelectual de izquierdas Ahmet Insel, economista en la Universidad de Galatasaray de Estambul, pronostica que los centros de educación superior serán los primeros escenarios de tensiones.

Desde su llegada al poder en 2002, el Gobierno defiende levantar la prohibición de usar el velo en las universidades, estimando que esta medida, impuesta tras un golpe militar, atenta a la libertad de conciencia y de educación.

Las fuerzas laicas, como el Ejército, los jueces y los dirigentes de las universidades, sospechan que la reforma es un primer paso para acabar imponiendo medidas similares en la Administración y en otros niveles de la educación, donde el velo sigue prohibido. Además, temen que las mujeres empiecen a recibir presiones para usar la prenda en un país en el que el 99 por ciento de la población es musulmana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios