Ted Kennedy es internado de urgencia en un hospital de Boston

  • El veterano senador demócrata es ingresado tras sufrir convulsiones

El senador Edward Ted Kennedy ingresó ayer en el Hospital General de Massachusetts, en Boston, tras haber sufrido convulsiones y no un derrame cerebral como se informó en un primer momento.

Kennedy, de 76 años, fue llevado al hospital a primera hora de la la mañana, según una fuente del Partido Demócrata citada por la cadena de televisión. Ted Kennedy se tuvo que someter en octubre pasado a una operación para desbloquear una arteria en la zona del cuello.

El patriarca del clan político más famoso de EEUU ha gozado de una buena salud, aunque un accidente de avión sufrido en 1964 le obliga a revisarse la espalda y la espina dorsal habitualmente.

Kennedy es el único superviviente de sus hermanos. El mayor Joseph, murió en un accidente de avión durante la II Guerra Mundial; el ex presidente John F. Kennedy fue asesinado en 1963 y el tercero, Robert, en 1968.

Edward Kennedy fue reelegido senador por Massachusetts en 2006 y su actual mandato concluye en 2013. Convertido en patriarca de su familia, Kennedy es un firme opositor a la política del presidente, George W. Bush. Junto con su sobrina Caroline Kennedy, hija de John, dio apoyo a fines de enero a la aspiración del senador Barack Obama a la candidatura demócrata a la Casa Blanca en las elecciones de noviembre y ha hecho campaña en su favor.

Ted Kennedy entró por primera vez en el Senado en 1962 para cubrir el puesto de su hermano John, elegido presidente. Desde entonces, el senador ha sido elegido en siete ocasiones y es el tercer ocupante más longevo de la historia de la Cámara Alta.

Las posibles aspiraciones presidenciales del menor de los Kennedy se vieron frustradas en 1969 tras el oscuro episodio de Chappaquiddick, cuando el coche en el que iba con su secretaria, con la que al parecer mantenía una relación sentimental, cayó desde un puente a ese río cuando volvían de pasar juntos un fin de semana. Ella, Mary Jo Kopechne, se ahogó y él salió ileso, pero ya nunca aspiraría a la presidencia de EEUU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios