Sarkozy planteará a la UE una dura política de represión de la inmigración

  • Propondrá "contratos de integración" obligatorios, impulsar las repatriaciones y firmar acuerdos de readmisión

Comentarios 11

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, propondrá durante la presidencia gala de la Unión Europea que se inicia el próximo 1 de julio una política coordinada de represión de la inmigración ilegal, según informa en su edición de hoy el diario británico Financial Times, que cita un documento elaborado por el Gobierno galo titulado 'Pacto sobre inmigración'.

En el mismo, se pide una rápida aplicación de los visados biométricos y clases de idiomas obligatorias para los inmigrantes recién llegados, se admite que la Unión Europea necesita emigrantes por razones económicas y demográficas pero subraya que "Europa no tiene medios para acoger dignamente a todos los que ven un Eldorado en ella".

Así pues, pide a todos los Estados miembros adoptar "contratos de integración" obligatorios para los inmigrantes de forma que tengan que aprender la lengua del país en el que viven y "los valores nacionales y europeos como la igualdad entre hombres y mujeres y la tolerancia".

La propuesta de Sarkozy incluye un nuevo impulso a las repatriaciones de los ilegales a sus países de origen alegando que ahora sólo se expulsa a uno de cada tres inmigrantes irregulares, por lo que se quiere que la UE llegue a acuerdos de readmisión con los países origen de la inmigración. En este momento, Bruselas negocia con Marruecos, Pakistán y Turquía este tipo de acuerdos y París sugiere usar "todos los instrumentos diplomáticos y comerciales" en las negociaciones.

La iniciativa francesa plantea, asimismo, que la inmigración legal tenga en cuenta las necesidades del mercado laboral del país de acogida permitiendo la entrada a trabajadores de sectores donde escasea la mano de obra.

París discute el documento con otras capitales y el contenido del borrador podría rebajarse pero, según el diario británico, Sarkozy espera que los líderes de la UE apoyen el Pacto europeo sobre inmigración este año.

El borrador de la futura presidencia francesa sobre inmigración coincide con el anuncio realizado ayer por el presidnte francés en Varsovia de que Francia abrirá en julio su mercado laboral a los países del Este europeo que entraron en la UE en 2004.

Francia puede haberse visto influída por la buena experiencia del Reino Unido o Irlanda para decidir levantar las restricciones a la libre circulación de trabajadores pero la medida servirá también para consolidar el acercamiento entre Francia y la Europa del Este durante la presidencia francesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios