Olmert dimitirá si es acusado de un supuesto caso de soborno

  • El líder israelí está siendo investigado por aceptar miles de dólares de un empresario

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, anunció que dimitirá de su cargo si se formaliza en su contra una acusación de soborno como resultado de una investigación judicial cuyos detalles fueron revelados el jueves.

"Puedo mirar a todo el mundo a los ojos y decir que no he recibido sobornos", dijo Olmert en una rueda de prensa que convocó en su residencia y en la que, no obstante, advirtió que "si soy acusado por la Justicia, dimitiré".

La investigación se centra en la entrega a Olmert de cientos de miles de dólares por parte del empresario norteamericano Morris Talansky, cuando el actual primer ministro israelí era, a finales de los noventa, alcalde de Jerusalén.

Olmert reconoció haber recibido dinero de Talansky pero aseguró que lo destinó a financiar su carrera política y no a favorecer al empresario desde ningún cargo público.

Ehud Olmert ha sido investigado con anterioridad en al menos tres ocasiones por supuestos casos de corrupción, pero hasta ahora el primer ministro no ha sido llevado ante la Justicia.

En medios políticos locales se considera que una eventual dimisión de Olmert frenaría en seco la negociación que el primer ministro israelí mantiene con el presidente palestino, Mahmud Abbas, en el marco del llamado proceso de Annapolis.

Mientras tanto, un civil israelí murió ayer a consecuencia del impacto de un proyectil de mortero disparado desde la Franja de Gaza, según informó un portavoz de la Policía. Los milicianos del movimiento Hamas reclamaron la autoría del ataque sobre la comunidad israelí de Kfar Aza, en el sur de Israel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios