Olmert salva su Gobierno gracias a un acuerdo in extremis

  • El primer ministro israelí acepta someterse a primarias en su partido

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, salvó in extremis ayer su Gobierno gracias a un acuerdo con los laboristas, que renunciaron a votar la disolución del Parlamento.

La crisis fue resuelta gracias a un acuerdo concluido entre el Kadima, el partido centrista de Olmert, y el Partido Laborista, dirigido por el ministro de Defensa Ehud Barak, apenas unas horas antes de la votación prevista en el Parlamento (Kneset).

El primer ministro israelí aceptó que se realizaran elecciones primarias en su partido, tal como lo exigía el ministro de Defensa, no más tarde del 25 de setiembre. Mientras tanto, el Partido Laborista no respaldará la moción a favor de la disolución del Ejecutivo de Olmert que iban a presentar los principales partidos de la oposición.

El consejo de dirección del partido de Olmert se reunirá antes del 10 de julio para fijar la fecha definitiva de las elecciones primarias que designarán al próximo dirigente del Kadima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios