Obama gastará 200.000 millones este año en Iraq y Afganistán

  • El primer presupuesto de la nueva Administración contempla la creación de un fondo para extender la cobertura sanitaria y que se sufragará con una subida de impuestos a los más ricos.

Comentarios 3

El Gobierno del presidente de EEUU, Barack Obama, ha presentado el proyecto de presupuestos del próximo ejercicio fiscal, que suma 3,55 billones de dólares y que incluye fuertes recortes en el gasto para poder frenar el déficit. Pese a estos recortes, el presupuesto del próximo año fiscal, que debe aprobar el Congreso, es superior a los 3,1 billones de este ejercicio y los 2,9 billones del anterior.

Entre otras partidas, el presupuesto supone la creación de un fondo de 634.000 millones para extender la cobertura sanitaria en la próxima década, una partida de 200.000 millones para las guerras en Iraq y Afganistán, y recortes de gastos por importe de 2 billones de dólares. El Gobierno espera, según se deduce de los presupuestos, que este ejercicio acabará con un déficit de 1,75 billones de dólares.

En general, este primer presupuesto recoge ya la visión política que el presidente Obama quiere aplicar al país en los próximos años.

Así, contempla la creación del fondo que perseguirá en los próximos diez años extender la cobertura sanitaria de manera universal, y que se sufragará en parte mediante un aumento de los impuestos a los más ricos, quienes tengan ingresos superiores a 250.000 dólares anuales. En paralelo, se irán aplicando recortes en los gastos para reducir el déficit presupuestario hasta los 533.000 millones para 2013.

El presupuesto también contempla el ambicioso programa de ayuda al sector financiero, que consumirá el próximo ejercicio fiscal la cifra neta de 250.000 millones de dólares. El desembolso real será de 750.000 millones, si bien el gobierno de Obama confía en recuperar medio billón, 66 centavos por cada dólar invertido.

En materia energética, el proyecto de presupuestos prevé la eliminación de importantes exenciones impositivas para la industria de petróleo y del gas natural. Además, impondrá un nuevo impuesto sobre el crudo y gas del golfo de México que proveería al Gobierno de 5.300 millones de dólares en ingresos desde 2011 hasta 2019.

El presupuesto presentado, un sumario de 140 páginas de un documento mucho más detallado que se entregará al Congreso en abril, representa, según dijo Obama, "un relato honesto de dónde estamos y adónde pretendemos ir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios