La OTAN urge a Rusia a salir de Georgia y amenaza con revisar las relaciones con Moscú

  • La Organización anuncia que considerará "seriamente" las implicaciones de las acciones de Rusia.

Comentarios 17

La crisis en Georgia tras la acción militar rusa en defensa de las regiones independentistas de Osetia del Sur y Abjazia continúa preocupando a las potencias internacionales. Por ello, hoy la OTAN celebró una reunión extraordinaria en Bruselas para exigir a Rusia que retire de una vez por todas sus tropas de territorio georgiano si no quiere que las relaciones con la OTAN lleguen a su fin. Sin embargo, el Gobierno de Moscú tachó la declaración de la OTAN de "tendenciosa" y la acusó de "no ser objetiva".

A petición de Estados Unidos, los estados de la OTAN se reunieron en una sesión extraordinaria en Bruselas para exigir a Rusia que cumpla el acuerdo de paz al que llegaron ambas partes enfrentadas la pasada semana. Así, la Organización advirtió a Moscú de que los contactos regulares con el país no podrán llevarse a cabo con total normalidad hasta que no retire las tropas de Georgia, sino que advirtió de que están "considerando seriamente" las implicaciones que ha tenido la acción militar rusa en Georgia.

"Hemos determinado que no podemos continuar con los negocios como hasta ahora", informó la Organización en declaraciones posteriores a la reunión. El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, explicó en rueda de prensa que hasta que el Ejército ruso no vuelva a sus posiciones anteriores al seis de agosto, no habrá posibilidad de que los estados de la OTAN se reúnan con el Kremlin.

No obstante, el mandatario de la OTAN no quiso cerrar la puerta a Rusia a cualquier negociación, sino recalcar que la única condición posible para ello es que retire sus tropas. "No tenemos la intención de cerrar todas las puertas", dijo al tiempo que recordó que la intención de Moscú de replegar su Ejército "no se está produciendo".

En este sentido, Javier Solana, alto representante en Política Exterior y Seguridad de la Unión Europea, explicó que "las relaciones con Rusia han sido en los últimos tiempos serias, responsables, profundas" aunque, en caso de que el Kremlin siga sin ceder, habrá que "replantear las relaciones con ellos", indicó en una entrevista concedida a la Cadena Ser.

Por su parte, Rusia también se pronunció hoy sobre la declaración de la OTAN que le exige su retirada urgente de Georgia, calificándola de "tendenciosa" y de "no ser objetiva", según afirmó hoy el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov. 

Pero a pesar de esas declaraciones, hoy pudo verse en Gori una ligera retirada del Ejército del Kremlin, en lo que funcionarios de Moscú calificaron del comienzo de una salida de las fuerzas. "Esta es una de las primeras unidades que se retira", explicó un funcionario del Ministerio del Interior ruso, que indicó que las tropas se dirigían a Vladikavkav. En total, cuatro vehículos blindados y hasta tres tanques salieron de la que es la segunda ciudad más importante de Georgia.

Pero esta no fue la única acción llevada a cabo en la guerra del Cáucaso para alcanzar la paz, tras once días de conflicto. Ambas partes realizaron hoy el primer canje de prisioneros, lo que podría reducir en gran medida las tensiones entre ambos países. El intercambio comenzó cuando dos helicópteros rusos aterrizaron en la ciudad de Igoeti, de donde se bajaron dos hombres uniformados. Acto seguido, varias ambulancias georgianas portaron a otras dos personas que se subieron a los helicópteros rusos.

Sin embargo, Alexander Lomaia, jefe del Security Council de Georgia, explicó que en total habían sido 15 georgianos y cinco rusos los militares intercambiados en Igoeti.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios