Nueva ola de detenciones de periodistas y activistas en Irán

  • Entre ellos se encuentra un asesor cercano al principal líder de la oposición, Mir Hosein Musaví.

Las Fuerzas de Seguridad iraníes detuvieron en los últimos días a varios activistas y periodistas pro reformistas, entre ellos otro asesor cercano al principal líder de la oposición, Mir Hosein Musaví.

Según la página web Jaras, gestionada por la oposición, agentes de Policía arrestaron el pasado miércoles a Mohamad Reza Tayik, miembro de la plataforma electoral de Musaví y ex vicepresidente de la oficina de estudios estratégicos de la Presidencia durante el mandato del pro reformista de Mohamad Jatami (1997-2005).

El sitio de internet dio noticia también de la detención del periodista Ruzbeh Karimi y su esposa, la abogado Forugh Mirzai, ambos activistas de derechos humanos.

Además, el diario pro reformista "Etemad" informó hoy de la detención de una de sus periodistas Mahsa Hekmat, arrestada la tarde del pasado viernes junto con su padre Ali Hekmat.

Asimismo, fueron arrestados el sábado Parisa Kakai y Mehrdad Rahimi, miembros del comité de los informadores de los derechos humanos en Irán, agregó.

La nueva oleada de detenciones de partidarios de la oposición comenzó poco después del funeral del gran ayatolá Hosein Ali Montazeri el pasado 20 de diciembre en Qom y se agudizó tras la violenta represión de las protestas del día de "Ashura", en la que murieron ocho personas, según cifras oficiales.

Musaví publicó el pasado viernes un comunicado en el que señaló que Irán se ha sumido en una profunda crisis y presentó cuatro puntos para solucionarla, entre los que se incluía la puesta en libertad de los presos políticos.

El comunicado recibió la reacción inmediata del secretario del Consejo para el Discernimiento de Irán, el conservador Mohsen Rezai, quien lo calificó de "una marcha atrás de Musaví" y "una oportunidad para poner fin a los problemas".

Según Rezai, candidato presidencial que también denunció el resultado de los comicios, Musaví ha reconocido el gobierno de su rival electoral, Mahmud Ahmadineyad, al afirmar que debe responder ante el Parlamento y ante el Poder Judicial por los acontecimientos postelectorales.

En una carta dirigida al líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, el ex comandante del cuerpo elite de los Guardianes de la Revolución pidió a la máxima autoridad del país que responda al comunicado y resuelva los problemas con su consejo.

La postura de Rezai ha recibido reacciones contradictorias entre las filas conservadoras.

Mientras algunos lo han alabado, otros como el diputado ultraconservador Hamid Rasai le han acusado de haber ofrecido un copa de veneno al líder supremo de Irán, en declaraciones reproducidas hoy por el diario "Etemad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios