Mueren 16 policías chinos en un atentado en víspera de los Juegos

  • La mortal acción, ocurrida en una zona separatista de mayoría musulmana, sorprende por el 'modus operandi' de los terroristas, hasta ahora nunca utilizado

Al menos 16 policías de una región de mayoría musulmana del noroeste de China murieron el lunes en un ataque presuntamente terrorista, según los medios estatales, lo que ha suscitado inquietud por la seguridad a cuatro días de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín.

La acción se produjo cuando dos personas a bordo de un camión embistieron a un grupo de unos 70 policías que hacían su gimnasia matinal en el puesto de aduanas de Kashgar, en el oeste de la región de Xinjiang, indicó la agencia oficial China Nueva.

Los dos individuos salieron del vehículo arrojando explosivos y se abalanzaron con puñales sobre los agentes, de acuerdo con los primeros testimonios.

Catorce policías murieron en el acto y dos cuando eran conducidos al hospital. Otros 16 quedaron heridos.

Los dos sospechosos del ataque, de 28 y 33 años de edad, fueron detenidos inmediatamente después e identificados como miembros del grupo étnico musulmán uigur, según la agencia de noticias Xinxhua, que añadió que uno de ellos perdió un brazo en el estallido de una bomba casera. "Fuimos despertados por dos violentas explosiones", declaró Siegfried Maurer, un alemán hospedado con su familia en un hotel cercano al lugar del ataque.

La Policía de Kashgar, ciudad situada cerca de la frontera con Tayikistán, a unos 4.000 km de Pekín, cercó inmediatamente por completo la zona, añadió Maurer. "Había cerca de veinte policías en el piso donde se encuentra nuestra habitación. Los agentes entraron y revisaron nuestras cámaras para ver si habíamos tomado fotografías del incidente", dijo Maurer, añadiendo que no fueron autorizados a salir durante cuatro horas.

Dilxat Raxit, portavoz de un grupo de exiliados de etnia uigur, la principal de Xinjiang, confirmó a la AFP la información de que un puesto fronterizo de Kachgar había sido blanco de un ataque.

Las autoridades chinas no determinaron hasta el momento si el atentado estaba relacionado con los Juegos Olímpicos. "Debemos verificar", dijo a la AFP el portavoz del Comité organizador de los Juegos, Sun Weide.

El Comité Olímpico Internacional (COI) se abstuvo de hacer comentarios sobre el ataque, pero reiteró su confianza en la capacidad del Gobierno chino para garantizar la seguridad de los Juegos, que se abrirán el viernes.

"No puedo dar una reacción inmediata. Pero en lo que respecta a los Juegos, confiamos en que las autoridades estén haciendo lo humanamente posible para garantizar un acontecimiento seguro y sin peligros", dijo la portavoz del COI, Giselle Davies.

En los últimos meses las autoridades chinas señalaron haber detectado amenazas terroristas contra los Juegos Olímpicos y designaron a Xinjiang como foco potencial de los mismos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios