Morales nacionaliza cuatro empresas eléctricas coincidiendo con el Día del Trabajador

  • El líder boliviano quiere que el Estado controle y administre todo el proceso del mercado eléctrico

El presidente de Bolivia, el ex sindicalista Evo Morales, decretó ayer la nacionalización de cuatro empresas eléctricas, coincidiendo con el Día del Trabajador y en plena ruptura con los sindicatos del país.

Morales decretó la nacionalización de tres generadoras eléctricas con socios extranjeros y una cooperativa local de distribución de energía en el departamento central de Cochabamba, que fue ocupada por el Ejército y la Policía.

Dos de las sociedades nacionalizadas son Corani, participada en un 50% por Ecoenergy International, subsidiaria de la francesa GDF Suez; y Guaracachi, cuya socia principal, en ese mismo porcentaje, es la británica Rurelec PLC. También fue nacionalizada Valle Hermoso, de la que la mitad de las acciones pertenece a The Bolivian Generating Group, de la empresa Panamerican de Bolivia, y la cooperativa distribuidora de energía Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica de Cochabamba (Elfec).

"Nuevamente, un primero de mayo, como siempre recuperando nuestras empresas privatizadas", dijo Morales en alusión a las otras tres ocasiones en las que, también en el Día del Trabajador, nacionalizó siete empresas que estaban controladas por el sector privado.

Según el mandatario, con las nacionalizaciones decretadas ayer, la estatal Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) controlará "más del 80% de la energía que se produce en Bolivia".

También expresó su deseo de que "tarde o temprano" el Estado "controle y administre" la totalidad de las empresas de la cadena de producción, transporte y comercialización de electricidad, pero no precisó en qué plazos avanzará en esa decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios