Morales cierra campaña en favor del sí en su bastión de El Alto

  • El presidente boliviano espera conseguir una amplia mayoría en el referéndum

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ante la oposición de grupos que impidieron su visita a Tarija, Sucre, Santa Cruz de la Sierra y Trinidad entre martes y miércoles, eligió el jueves su bastión de El Alto para el cierre de la campaña por el sí en el referéndum revocatorio del domingo.

Morales, acompañado de su vicepresidente, Álvaro García Linera, y varios de sus ministros, asistió a la última concentración en El Alto, vecina ciudad de El Alto, donde mantiene un respaldo de un 80 por ciento, según distintas encuestas.

El mandatario indígena coreó estribillos "contra el neoliberalismo y el imperialismo", bailó música andina y recibió el afecto popular que buscaba tras el desaire recibido en los departamentos opositores donde sus prefectos gobernadores están en huelga de hambre con su gobierno.

Morales volvió a reiterar que el próximo domingo estarán en debate dos modelos económicos, uno de recuperación de los recursos naturales y otro de privatización de las empresas públicas.

"Hay familias (ricas) que no aceptan la igualdad entre los bolivianos. Todos los bolivianos debemos tener los mismos deberes y derechos", dijo.

Morales también censuró a los prefectos opositores que están en huelga de hambre por recuperar todos los ingresos por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Triunfalista, Morales dijo que a las encuestas que señalan 59% por el sí hay que sumar un 15% o 20% más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios