Morales acepta el reto y se someterá a un referéndum de revocación

  • El presidente de Bolivia consiente la celebración de la consulta porque "es una forma de profundizar la democracia"

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aceptó someter su mandato a un referéndum de revocación que él mismo propuso hace unos meses y que ayer el Senado, controlado por la oposición al mandatario, aprobó de forma sorpresiva y por unanimidad.

La crisis política boliviana ha dado así un nuevo giro que encamina al país a una consulta popular para revocar o ratificar el mandato de Morales, de su vicepresidente, Álvaro García Linera, y el de los nueve prefectos (gobernadores), la mayoría opositores.

Fue el presidente boliviano quien, en diciembre de 2007, presentó el proyecto de ley sobre el referéndum ante el Congreso Nacional cuando el país vivía una tensa situación relacionada con el proceso constituyente.

Esa propuesta, tras ser aprobada en primera instancia en la Cámara de Diputados, permaneció durante varios meses bloqueada en el Senado.

"Quiero reiterar mi posición de someternos al pueblo boliviano, que nos diga quién sirve y quién no para gobernar", dijo ayer el mandatario, para quien esa consulta "es una forma de profundizar la democracia" en el país y una expresión de respeto a la legalidad, al Estado de Derecho y al Congreso Nacional.

El presidente pidió que el Congreso le envíe cuanto antes la ley de convocatoria del referéndum para promulgarla de inmediato.

Según la legislación boliviana, la consulta deberá realizarse dentro de los noventa días siguientes al visto bueno del mandatario.

En este referéndum se preguntará a los bolivianos si están de acuerdo con "la continuidad del proceso de cambio" encabezado por el presidente Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, así como con la permanencia de los gobernadores.

La ley establece que para revocar los mandatos hace falta que el "no" supere tanto el porcentaje de apoyo obtenido en los comicios nacionales y departamentales de 2005 -donde fueron elegidos el presidente Morales, su vicepresidente y los actuales prefectos-, como el número absoluto de votos que obtuvieron.

Por otro lado, el presidente venezolano, Hugo Chávez, advirtió el jueves que si le ocurre algo a Bolivia "cambiarían las reglas del juego", y comenzaría aquello que el Ché Guevara dijo: "un Vietnam, dos Vietnames o tres Vietnames en América Latina".

"En el supuesto de que las fuerzas oligárquicas de Bolivia llegaran a hacerle un daño a aquel hermano país que lleva el nombre de (Simón) Bolívar, Venezuela no se va a quedar de brazos cruzados", declaró Chávez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios