Conflicto en el cáucaso

Medvedev confirma que la retirada rusa de Georgia comenzará este lunes a mediodía

  • Los militares regresarán a las posiciones establecidas en 1999.

Comentarios 6

La retirada de los militares rusos desplegados en Georgia ya tiene fecha, después de especulaciones y advertencias de la comunidad internacional. El presidente de Rusia, Dimitri Medvedev, confirmó hoy a su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, que sus fuerzas comenzarán a replegarse mañana a mediodía, desmintiendo así que esta iniciativa ya hubiese comenzado a producirse durante la mañana de hoy. De esta forma, los militares abandonan más de una semana de conflicto para regresar a las posiciones establecidas en 1999 por la Comisión Mixta de Control para el arreglo de la situación georgiana-osetia.

El Elíseo confirmó una conversación entre Medvedev y Sarkozy mediante la cual el mandatario ruso se comprometió a retirar sus tropas de Georgia a partir de mañana; "lunes 18 de agosto a mediodía". Sarkozy telefoneó a su homólogo para advertirle de las "series consecuencias" que tendría para las relaciones con Moscú que el Ejército permaneciese en territorio de Georgia, algo que supondría la violación del plan de paz propuesto por París y aceptado por todas las partes.

El Kremlin también ratificó estas informaciones a través de otro comunicado, según informaciones de los medios rusos. Esta nota llegó horas después de que el Ministerio de Defensa desmintiese los rumores llegados desde las zonas de conflicto y que ya daban por comenzado el repliegue. Por lo tanto, a partir de mañana, los militares rusos regresarán a las posiciones establecidas en 1999 por la Comisión Mixta de Control para el arreglo del conflicto georgiano-osetio.

En rueda de prensa con la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, pidió que, para confirmar las buenas intenciones rusas, la retirada se someta a "verificación". O lo que es lo mismo, pidió a observadores de la UE y la OSCE que comprueben tanto el repliegue como el alto el fuego. Por su parte, Merkel recordó que la zona desmilitarizada acordada en el acuerdo de paz "no puede ser usada como una excusa de las tropas rusas para no marcharse".

En este sentido, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, recordó al presidente ruso que debe cumplir su promesa y retirar "esta vez" las tropas, para despejar las dudas que comienzan a despertarse en la comunidad internacional.

Ahora, queda cumplir cada uno de los seis puntos incluidos en el plan acordado entre Rusia y Francia el 12 de agosto y que incluye la renuncia al uso de la fuerza, el cese definitivo de todas las acciones militares, el libre acceso a la ayuda humanitaria, el regreso de las Fuerzas Armadas de Georgia a su lugar de emplazamiento habitual, la retirada de las tropas rusas a la línea anterior al estallido del conflicto y el inicio de un debate internacional para decidir el futuro de Osetia del Sur y Abjazia.

Con los enfrentamientos aún recientes, el futuro inmediato de Georgia pasa por la vuelta en la medida de lo posible a la normalidad y la reconstrucción. Así, la compañía nacional de ferrocarriles estima que el segmento de vía presuntamente destruido por el Ejército ruso quedará completamente restablecido en un plazo máximo de 10 días. Rusia, sin embargo, desmintió que haya tenido algo que ver con la voladura, ocurrida el sábado.

Para resolver a medio y largo plazo, se encuentra la situación de las regiones georgianas protagonistas del conflicto separatista y que, según la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, pasa por consultar a sus propios ciudadanos. Así lo explicó el secretario general de la OSCE, Marc Perrin Brichambaunt, que se comprometió a que se prestará "toda la ayuda necesaria" a los refugiados de Osetia del Sur, 30.000 de los cuales han recalado en su vecina del Norte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios